1. Ruptura con la Realidad


    Fecha: 26/08/2019, Categorías: Zoofilia Autor: MissMeow, Fuente: SexoSinTabues

    era de esperarse el miembro de Luke ya se asomaba, solo que esta vez no lo quería en mi mano sino en mi boca y así fue. Decidí hacer un cambio de posición ya que esos minutos de placer tenían que ser bien recompensados, algo de condicionamiento nunca está de más, puse a Luke encima de la cama y lo acaricie para que se echara con las patas para arriba, el lo entendió a la perfección y en unos segundos ya estaba en su posición favorita, yo simplemente procedí a tocar su bolsa de pelo y hacer un fricción inicial más suave a la que tenía planeada tratando de desenvainar su miembro, poco a poco sentí como crece lentamente, eso era algo que me causaba y aún hoy en día me causa mucho morbo, es como saber que él también te desea aunque sea un acto reflejo. Una vez teniendo su miembro fuera solo fue cuestión de segundos para tenerlo en la boca, era la primera vez que hacia sexo oral así que fueron unas primeras lamidas para asegurarme cómo aproximarme, de su sabor, textura, color, y bueno fue como amor a primera vista, meterlo completo a mi boca tenía que ser la única opción, sí me gustaba como crecía en mi mano ni se imaginan que era sentirlo crecer en mi boca, jugar con mi lengua era un deleite total, ese líquido que botaba me hacia desearlo más. Así pasamos unos minutos hasta que yo no podía más, lo quería dentro mío al instante, así que solo me levante y me puse en cuatro patas en el piso ( yo al sol de hoy me pregunto porque no lo hice encima de mi cama) y Luke se incorporó y ...
     saltó para el suelo, me olfateo un poco y comenzó a montarme, como ya les comente, esos intentos fallidos iniciales son un deleite, al momento de penetrarme como yo ya estaba del todo lubricada Luke deslizó como si estuviese entrando a su casa, el bombeo de un perro jamas se comparara al de un humano, es desenfrenado, instintivo, sin delicadeza, es hasta delictivo, es lo más excitante que alguien podría vivir, mis gemidos querían salir con toda libertad pero yo no estaba sola, el roce del pelaje en la espalda es indescriptible, solo podía desear que me diera más duro. Muchas veces pasa que uno desea que el mundo real sea como las historias, pero no es así, el mundo real a veces puede ser cruel y es parte de la vida, en ese momento el mundo se quiso cobrar el posible karma que tenía acumulado y con un simple golpe en al puerta y una pregunta de que sí todo estaba bien para terminar con momentos hermosos, no me quedó más que quitarme a Luke de encima como pude, ya que en esta oportunidad tampoco me abotono, pues no me fue tan difícil, ambos nos reincorporamos lo más rápido posible, espere unos minutos para que su miembro se devolviera a su tamaño, o por lo menos no uno tan evidente, y solo puse la excusa de que ya me había dormido, al parecer funcionó porque mi mamá no me pregunto más y me dijo que volviese a la cama, de la angustia solo cerré la puerta otra vez y me acosté, Luke se quedó conmigo esa noche pero no pasó más nada en relación la eso. Así es como termino mi segundo ...