1. Turismo


    Fecha: 27/08/2019, Categorías: Zoofilia Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    en la cesta de la comida y se la puse a T.J en su culito después de que éste se colocara a cuatro patas igual que si fuera un perro, aquí empezaba la realización de una de nuestras fantasías eróticas mas deseadas por los dos, creo que por el burro también. Como decía le puse miel a T.J, entonces el burro capto la indirecta y se apresuro a recoger toda la miel de tan rico plato, con su lengua la lamía toda, yo había tenido la idea de ponérsela por todo el culo, pero sobre todo por su agujerito, que se por experiencia que es su punto débil. Cada vez que nuestro amigo pasaba su lengua por allí, T.J soltaba un suspiro: ¡mmmmmmmmm! Mientras que yo me ponía cada vez más cachonda viendo como un burro se beneficiaba a mi chico, y, como él gozaba con cada lengüetazo. Cuando se acabo la miel del plato, me puse en mi coño y el burro la comió igual, así gemía T.J, joder que placer daba su lengua. Había un tronco por allí, T.J se coloco encima, y, yo le puse miel en la polla y en los huevos, descubrimos entonces que el burro resulto ser muuuuuuuuuy goloso, no dejaba ni una gotita de miel. Luego me coloque yo y T.J le empezó a tocar la polla, ¡y que polla! Al burrito. Éste ya estaba con su verga fuera, pero necesitaba una ayudita, como se notaba que estaba bien cuidado y muy limpio, T.J se la metió en la boca, bueno toda no porque eso era imposible por muy profunda que uno tenga la garganta ese pollón no le cabe en la boca a nadie, pero T.J la saboreaba igual, al tiempo que se la comía se ...
     la cascaba y así el burro gemía y rebuznaba como un loco. T.J llevó la polla del burro hasta mi coño, con cuidado para no hacerme daño y, este me folló como si yo fuera su hembra, mientras le comía la polla a T.J, que de repente se corrió soltando toda su leche en mi boca, no se como pero la saboree como nunca y la trague toda, absolutamente toda. Esto a él lo puso aun más cachondo, y como vio que ya yo me había corrido ya un par de veces con la polla del burro en mi coño, me pregunto si le dejaba el sitio libre para ser agujereado por el asno. Yo encantada le dije que si, no sin antes comerle la polla al burro, ya que estaba de mi coñito para dejársela muy bien ensalivada a mi chico empalmado. El burro no podía aguantar mucho más así que se la espichó a T.J hasta lo mas hondo, él dio un grito de dolor y se quedo blanco como una hoja de papel, al burro se ve que esto no le importo ni lo mas mínimo y siguió metiéndola yo le eché a T.J agua fresca en la cara y reaccionó, vaya si lo hizo que me comenzó a comer el coño El burro la metía y la sacaba una y otra vez, se notaba que a T.J ya se le había pasado el dolor, ya tenia colorcito en la cara y se movía como un loco. El burro estaba a punto de caramelo, rebuznó y se corrió en el culito de T.J, llenándolo de leche caliente que se le salía por todos lados. T.J se levantó, y me tumbo sobre el tronco, como todavía no se había corrido después de la enculada, me abrió el coño con sus dedos se ensalivó la polla y me la metió una vez ...