1. El de el amigo español


    Fecha: 31/08/2017, Categorías: Gays, Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    La historia de como descubrí algo nuevo con un amigo español. Iba saliendo de la escuela cuando recibo un mensaje, al leerlo, era un amigo español que había estado viviendo un tiempo en la ciudad y que se iba a España la próxima semana, me pregunto que si nos veríamos en la noche, le respondí que sí que lo esperaba a las siete. Pase todo el día en cosas aburridas, realmente sólo era un amigo, incluso dudo que siquiera imaginará que soy gay, no es que lo oculte pero tampoco lo voy gritando, todavía creyendo que sería sólo una noche entre amigos, mis padres salieron por que casualmente (si se que en estos relatos siempre hay casualidades como que los padres se les ocurrió desaparecer) habían salido al hospital a cuidar a alguna tía ebria que se le ocurrió darse en su madre, dan las siete y llega mi amigo y me saluda con ese acento español que me da tanta gracia. Vio que no estaban mis padres y jugamos al play, luego quiso beber algo y salimos a comprar cerveza, el era enorme sin mentir habría de medir 1. 96, cm más cm menos, blanco como el papel y unos ojoz azules con ojeras gigantes, la verdad no está nada mal, pero esta un poco llenito dado que ama beber y odia el ejercicio, llegamos con el alcohol y ahí inicio todo, empezábamos a hacer apuestas con estupideces mientras veíamos vídeos en youtube, el me pasó un brazo por los hombros y me retó a tomarme un vaso entero de vodka sólo, como ya estaba medio ebrio pensé "no importa" me tomé el vaso y casi le escupo en la cara por ... que dijo alguna idiotez, luego lo rete a el y lo bebió como si fuera lo más normal, entonces los vídeos que pasaban al azaar mostraba a una chica burlándose de un tipo con perforaciones en las perforaciones. -Esa mierda si que ha de doler- le dije. -Pero si las perforaciones no duelen nada, joder. -Claro que si, una vez me hice una en la nariz y me dolió tanto que me la tuve que quitar. -Pero que si no duelen nada, yo me he hecho demasiadas y no me han dolido, lo que pasa es que eres un mariqueta que te cagas. -Cuales varias si solo tienes tres en la oreja? Y ahí fue donde todo tomo otro rumbo, me miró extraño como pensando en si contarme o no. -Pues. Joder tío como te cuento? Que tengo varias. Ahí abajo. -En el ombligo?-pregunté haciéndome el tonto. -No, en el pene. Cuando lo dije sólo reí como idiota y el igual, entonces sin pensar pregunté. -Me enseñarías? -Mi pene? -Si. -No se si seria buena idea, que no he follado en un tiempo y. Sentí como me subía la sangre y se agolpaba tras mis orejas, sólo lo mire y se rio haciendo menos el comentario, entonces lo hizo, lo que creí que no haría, se abrio el pantalón y se sacó el bóxer una hermosa verga circuncidada, que tenía una perforación en la punta y por la parte de abajo varias a un espacio considerado por todo lo largo, no se veía muy grande, tal vez gruesa, pero las perforaciones imponían. -No te duele al hacerlo? Se rió -Y una mierda, siento más que antes al igual que mis parejas. -Puedo? -El Que? Sin esperar respuesta se lo ...
«123»