1. Amor de verdura.


    Fecha: 25/11/2019, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Marcos, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    30 años, 1,80 mts de altura, 80 kg, bastante bien de físico y ahí estaba yo. Con dos fracasos amorosos recientes, decidí, parar un poco con intentar las relaciones, basta de mujeres,( por ahora) sólo pensaba en trabajar. Eso no quiere decir que me gustaban los hombres, nooooo, nunca nada con nadie, ni jugando!!! En lo laboral venía bien armado, una verdulería fuera del cono urbano bonaerense, 2 empleados paraguayos que armaban de noche para empezar el día con todo perfecto, la hna de éstos, de día con " la vieja" Sandra, la única mujer de mi pura confianza. Un dia, por un llamado de Paraguay, se me van los 3 hnos, qué hago!!?? Salí urgente a buscar alguien para suplantarlos. Llamé al "loco cacho" un verdulero de Catán, éste me dice , justo tengo lo que necesitas, un chaqueño recién llegado, no lo puedo tener, pero es buenísimo, me dijo. Y a la tarde ya se presentó en mi verdulería, 21 años , 1,70 pelo algo corto, medio teñido de rubio, físico de deportista, 0 grasa, todo fibra, lindo pibe, amable y con muchas ganas de trabajar. Recién había llegado de Chaco, estaba solo y sin plata, vestía un pantalón de gimnasia y una remerita, y un pequeño bolsito. Nos saludamos muy amablemente, soy Pipí, me dijo , cacho me dijo que no tienes donde quedarte a dormir , le dije, así es señor, me dijo, estoy solo sin plata y no tengo dónde dormir. Al fondo del local hay un pequeño departamento, veni vamos a verlo le dije, es chiquito pero tiene todo cama ducha y cocina. Está perfecto señor ...
     ,. me dijo. Había algo en el que me llamaba la atención pero que era? Que estaba solo e indefenso?  Que era muy amable, demasiado, conmigo? Que trabajaba mucho más que los tres hermanos paraguayos? O ese físico tallado ? Pero, si a mí no me gustan los tipos!!! Pasaron los días y más me llamaba la atención, él sólo hacía el trabajo de los tres paraguayos, a la noche yo venía con la mercadería y nos quedábamos trabajando juntos, pero porque yo quería, era como que había una atracción mutua, cuando terminamos de trabajar comíamos algo juntos y yo me iba para mi casa y él para su departamento del fondo. Había muchas miradas entre nosotros, y yo, a veces, le hablaba en doble sentido, pero era muy repentino, lo buscaba, lo jodía, todo era sin pensarlo, como que salía sin pensarlo. Me gustaba mucho verlo, pero porqué? Si a mí no me gustaban los hombres, en este había algo que me llamaba mucho la atención!!! A los pocos días de haber comenzado, terminamos de armar todo, eran como las 3 de la mañana, comimos y le dije te tengo una sorpresa pipí. Qué señor Jorge?? Saqué unas bolsas que tenía guardada y se las entregue, era ropa nueva que le había comprado en una tienda de bolivianos, tres mudas completas de ropa, pantalón remera buzo medias y zapatillas. Al ver esto pipi se volvió loco, le brillaban los ojos y tenía una sonrisa gigantesca, Gracias señor Jorge!!! Vos te lo mereces!! Largó las bosas, se paró y me vino a abrazar, estaba muy feliz, y ese abrazo, para mí, fue como un choque ...
«1234»