1. Amor de verdura. Parte 2 final.


    Fecha: 25/11/2019, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Marcos, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Su pene palpitaba dentro de mi culo, mientras me besaba y me besaba, yo estaba en el mejor de los mundos con ese chico encima mío. Me tocaba mis tetillas, mientras me seguía besando, por momentos me decía ,es hermoso señor Jorge!!! Y yo extasiado, incrédulo por lo que me estaba pasando,  le decía, vos sos hermoso pipi, me acabas de romper el orto y me encantó. Sin sacar su pene de mi culo, comenzó a bombear nuevamente, comenzó el traqueteo, a pipi no le importó que yo tuviera toda mi panza llena de leche, estábamos los dos enchastrados con mi licor. Me estaba cogiendo como si fuera una mujer, Yo apenas podía levantar un poquito las piernas, no parábamos de besarnos, qué lindo por Dios!!!! Ese bombeo no sé el tiempo que duró, y volvimos a explotar los dos al unísono. Los dos en el mismo lugar, yo en mi panza eres mi culo. Nos quedamos rendidos los dos. Nos despertamos a las 8 de la mañana nos bañamos y nos fuimos a trabajar, hicimos maniobra de distracción para que la vieja Sandra no se diera cuenta que habíamos llegado juntos, pero la vieja era muy viva, algo intuyó. Cuando me acerco a saludarla con una sonrisa pícara me dijo ,dormiste sólo? Sí !porque?? le pregunté con cara de distraído. Nada hijo, me pareció, pensé que podrías haber dormido con alguien más,le di un beso y sonriendo me fui a trabajar. Al rato apareció pipí, la saludó a la vieja Sandra  y la vieja pícara, le hizo la misma pregunta a pipi, poniéndolo muy nervioso. Ya la vieja zorra se había dado cuenta que ...
     algo había entre nosotros. A mí no me importó, Sandra era una vieja cómplice mía, me quería muchísimo. Terminamos de trabajar al mediodía y cerramos el negocio, me voy al mercado central chau!! Chau hijo me respondió, y se fue a su casa. Yo hice que me iba y me volví al negocio, volví a entrar y me fui hasta el departamento del fondo, ahí lo encontré a mi nuevo novio, nos empezamos a besar profundamente, nos empezamos a tocar por todos lados, y cuando nos dimos cuenta estábamos los dos desnudos en su departamento. De parado me dio vuelta y me puso de cara contra la pared, apoye mis antebrazos en ésta,empiné mi cola hacia atrás. Mi macho con su semejante poronga, sólo ahuecó la mano derecha la escupió y me la paso por ni ano. Su ponga era un mástil que apuntaba hacia arriba, apenas la puerteó, me ardió un poco, y de un empujón introdujo más de la mitad en mi culo. Vi todas las estrellas, y algunas más también!! No me importaba eso daba paso a un placer absoluto. Me tomó de las caderas y empezó a serruchar, tranquilo despacio iba y venía, yo seguía apoyado en mis antebrazos contra la pared, cerré los ojos y lo deje  hacer, mi experto me estaba dando un placer nunca antes experimentado por mí, despacio despacio, parecía que las sacaba toda y la volvía a meter hasta el fondo, cuando salía sentía como escupía la zona de combate, para que se lubricara mas, iba y venía, bajé mi mano derecha y agarré mi pija que en  ese momento estaba recontra tiesa, dale mi vida ,le dije, vamos a ...
«123»