1. Un compañero especial.


    Fecha: 13/01/2020, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Marcos y, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    cubierta por una piel casi negra, se le notaban algunas venas, por su uretra salía mucho precum. Miraba su pene fijamente cuando Brian con su mano empujando a mi nuca dirigió mi cara hacia su miembro erecto. Abre la boca y traga lo mejor de no con voz baja y cadenciosa. No pensé nido de abrir la boca y lo hice. Lo único que quería ir a chupar esa poronga, y comencé a hacerlo como si supiera, como si siempre hubiera hecho, el gusto que me daba hacerlo no tenía nombre, pero por qué lo hacía?? Porque Brian había encontrado en mí algo que yo nunca había encontrado?? Lo tomé del tronco con mi mano derecha y pasaba mi lengua por toda su superficie, con mis labios bajaba la piel que recubre el glande, descubriendo una cabeza fina y un poco más clara que el resto del cuerpo. Con mi mano izquierda comencé a acariciarle su huevo que los tenía depilado prolijamente. Chupa chupa putito, me comenzó a ordenar. De ahora en más vas a ser mi putito, me la vas a chupar y te voy a coger todos los días mi vida, sus palabras hacían levantar cada vez más mi temperatura. Desnúdate te quiero ver el culo por favor, me empeoró deseoso. Yo no quería dejar lo que estaba haciendo que me daba un gusto enorme pero la proposición que me hacía también me gustaba, desnudarme antes se hombre por primera vez. Mi padre, de un solo movimiento me saqué la remera, me desabroché el pantalón y me lo baje por completo hasta los tobillos, quedando completamente desnudo y con mi pene erecto frente a Brian. Sácatelo ...
     todo ,me dijo. Y así fue, quedé completamente desnudo ante el peruano. Date la vuelta ahora, me dijo, y lo hice, mostrándole mi culo casi lampiño. Tienes un culo precioso!!! Exclamó. yo estaba de espalda el chile mi cabeza por mi hombres pierdo y luego vi que se acercaba gateando hacia mí. Brian de rodilla tomo mis nalgas con ambas manos y abriendo las introdujo su lengua en mi ano. Parecía que había metido los dedos en El enchufe, electricidad corría por mi cuerpo. Apoye mi mano contra la chapa de la sprinter, separé un poco mis piernas, y el peruano la mía mi cola con tanta desesperación y sabiduría que sólo provocaba una andanada de sentimientos y sensaciones que jamás había experimentado en mí, este peruano había descubierto en mi cosas que yo nunca había sentido. Mi erección era descomunal, estaba excitado al 100 x 100. Apoyado con mis manos cerré mis ojos y dejaba que se peruano chu para mi cola como si fuese un dulce para un niño. Qué sensación impresionante!!! De repente subió sus manos hasta arriba de mis nalgas y me las acariciaba suavemente, sin dejar de chupar mi cola. Creo que con su mano izquierda empezó a acariciar mi pene que para esa altura estaba completamente endurecido y tieso. Sin darme cuenta arqueaba cada vez más mi cintura, empinando mi cola hacia mi amigo peruano. Su lengua perforaba mi ano. Clamidia y la sacaba, la sensación era indescriptible. Sin darme cuenta, empecé a sentir su respiración agitada detrás de mi oreja izquierda. Brian se había parado, ...