1. CONOCÍ A UN DOCTOR EN EL HOSPITAL.


    Fecha: 27/10/2020, Categorías: Transexuales Tus Relatos Autor: elizabeth, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Estuve enferma y conocí a un doctor en el hospital y me hizo su hembra.
    Como saben durante mucho tiempo he estado cultivando mi cuerpo para lograr un verdadero cuerpito de mujer, me gusta sentirme hembra, ya que desde muy joven mi atracción siempre ha sido usar ropa femenina, ahora les voy a relatar una historia verídica, que me sucedió cuando ingrese a un hospital, cuando me encontraba un poco enferma, una experiencia muy linda, donde una vez más he realizado el papel de mujercita con un galeno que se había enamorado de mi
    Hace un tiempo atrás estuve enferma y me internaron en el hospital, mi enfermedad no era tan grave y cuando asistí hacerme ver sobre las dolencias que tenía, el médico que me atendió, inmediatamente me dijo que debería internarme, ya que mi dolencia debería ser tratado con mucha calma y él debería realizar un seguimiento muy de cerca para que mis dolencias no avanzaran, realice el trámite correspondiente y la respectiva baja médica, el médico le indico a la enfermera que me pusieran en una habitación sola ya que podía contagiar a otros pacientes, yo personalmente me asuste y le pregunte al médico que es lo que tenía y me aclaró de por qué debería estar aislada de los demás pacientes, él me tranquilizó diciéndome que era mejor estar sola ya que otros pacientes no dejaban descansar, por lo que estuve más calmada.
    En la noche de mi primer día de hospitalizada, el médico me visito en mi habitación, lo extraño era que él venía solo sin ninguna compañía, ...
     ya que siempre las visitas lo realizan los médicos acompañados con su equipo de enfermeras y otros más, pero esta vez él estaba solo y me dijo que me iba a oscultar con mayor detenimiento para ver qué es lo que realmente me estaba pasando y de esta maneja estar seguro cuál el tratamiento que debería seguir, yo estaba con mi pijama de varón acostado en la cama, era más o menos las nueve de la noche y ni bien ingreso a la habitación él personalmente cerró la puerta, a objeto que nadie molestara en el proceso que debería realizar, inicialmente me tomo la presión, para luego sentir los latidos de mi corazón con su estetoscopio, inicialmente desabrocho mi pijama, quedando al descubierto todo mi pecho y no pude ocultar que tenía los senos algo creciditos y me avergoncé un poco, él ni siquiera se inmuto y prosiguió con su trabajo puso su aparato en mi seno izquierdo y empezó a moverlo queriendo ver cuál era mi reacción, la verdad es que a mí me gusto y sentí un poquito de excitación que no lo hice notar, pero por dentro deseaba que siguiera con su trabajo, luego sin darme tiempo para arreglarme me pidió que me sacara el pijama de la parte inferior de mi cuerpo, es decir el pantalón, que como ustedes queridos lectores tengo unas caderas bastante pronunciadas y unas nalgas bastante redondas, le hice caso y él médico no dejaba de mirar mis piernas por cierto bien formaditas, inicialmente me empezó a tocar mis piernas y apretarlas preguntando si sentía alguna molestia, pero más que ...
«1234»