1. Los convivencia con la ex alumna- parte 4


    Fecha: 14/11/2020, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: juan bedeseme, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    El barrio estaba tranquilo, no se oía nada a lo lejos, Mayra lavaba el mismo plato una y otra vez, yo estaba en el comedor, o mas bien, en ese lugar que simulaba serlo. Encendí el televisor y me puse a hacer zapping, buscando algo para ver, termine en una novela turca en un canal de aire. No la conocía, no sabia lo que pasaba o de que iba la historia, pero en poco tiempo, comprendí un poco y decidí seguir viendo. Tome una silla y me senté frente al aparato.
    
    -Ya podes descansar- le dije a Mayra, que estaba parada mirando la pileta de lavar. Se veía tan vulnerable, ahí con su poco mas de metro y medio, su pelo sucio, su mordaza, sus ropa con tierra, y su cara con lagrimas - Veni a ver televisión.
    Mayra se acerco, despacio, miro al suelo hasta que vio una silla. Yo me pare y me puse detrás de ella, antes de que agarre la silla. Apoye mi mano derecha en su cola, y empecé a frotarla para sentir la forma de sus muslos, ella temblaba, entonces aprete un muslo mas fuerte, y luego el otro. 
    
    -Veni sentate aca. - la agarre por la cintura y me senté en la silla frente al televisor, y senté a Mayra sobre mis piernas, ella se resistio bastante, pero la tome por los pelos violentamente con mi mano izquierda y con la derecha le aprete el cuello. -Calmate - Mayra cerro los ojos, y temblaba. Al final se sento en mis piernas.
    
    La trama avanzaba y yo tenia a Mayra sobre mi, no lo podía creer. Mi excitación hizo que la verga se me pare, de nuevo, y se me abultara el pantalón. Así que ...
     tomándola de la cintura la acomodé, para que el bulto de mi verga quede entre las sus nalgas. Ella se dio cuenta que estaba sintiendo mi bulto en su culo, y transpiraba, y temblaba. Luego de unos minutos, comence a acaricier sus pienitas, sentia el calor de ese cuerpo adolescente, y sentia las texturas e la ropa mientras el recorria el cuerpo, hasta las tetas. , donde me detuve, a seguir apretandoselas. Primero, encima de la remera, pero despues me mi mano derecha debajo, y segui manoseandola, sintiendo las costuras del corpiño. Y los sonidos ue emitia detras de la mordaza me excitaban mucho. Tuve que detenerme. La tire al piso, y la novela turca termino. 
    
    Agarre el colchon inflable, y le ordene lo inflara. Con miedo, se puso a inflarlo, yo mientras tanto busque algunas pastillas que tenia en el bolso, las pique, y las mezcle en un vaso de leche. El celular, ya tenia bateria suficiente, pero no lo desconecte. Fui hasta donde estaba Mayra, y mientras inflaba el colchon con el pedal, segui manoseandola, me pare al lado mientras le apretaba las nalguitas para sentir los musculos moviendose, aprete sus tetas, le dije que siguiera como si nada.
    
    Una vez termino le saque la mordaza, ella loraba -BAsta, por favor, me quiero ir a mi casa- dijo, pero la agarre del menton, mientras y le hable directo a su cara. -Esta es tu casa, ahora. Y te vas a tragar esta leche, ahora que debes estar cansada, asi te cuido- Y le puse el vaso en la boca, y la veia como tomaba, mientras hilos blancos ...
«123»