1. El Trio


    Fecha: 10/09/2017, Categorías: Gays Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    No se si fue la suerte o el destino que hizo que este hombre me contactara, pero fue de las experiencias más placenteras de mi vida... Hola amigos, tengo ya tiempo leyendo los relatos de este foro y es hasta ahora que me decidí a compartirles mis experiencias. Comenzaré por describirme, soy un hombre, que le gustan los hombres, alto, fornido pero acuerpado, cabello negro, ojos negros tengo barba, y gracias a la genética y a horas de hacer crossfit, tengo unas piernas y un culo de los cuales estoy muy orgulloso. Soy de México y vivo en Guadalajara. Todo comenzó un viernes por la tarde, mientras esperaba a una persona para una cita de trabajo, abrí grindr en mi celular; muchas veces ya no hay nada nuevo que ver porque uno se mueve solo en ciertas zonas de la ciudad, por eso cuando me salgo de mi zona habitual, me gusta abrir la app para checar la gente de otros lugares y así lo hice. Después de un rato de no recibir mensajes cerré la app porque llego mi cita, pero cual fue mi sorpresa cuando iba de regreso a mi oficina que tenia un mensaje de Enrique, así lo llamaré, que si me interesaba hacer un trío con él y su pareja, por un momento lo dude porque aparecía que estaba a 50 km de distancia, cosa que se me hizo muy raro porque grindr no da tanto rango, pero bueno, comenzamos a platicar. Enrique es un hombre con un cuerpo esculpido a mano, de 33 años, estatura regular, pelo negro, pectorales increíbles, un abdomen marcado, piernas torneadas, unas nalgas de infarto y una verga ...
     que ademas de ser grande sin exagerar, es muy bonita (si bonita, cut y limpia) además de ser muy guapo, es de Costa Rica, y todos sabemos que los latinos tienen mucho sex appel y cuando al fin escuche su voz y su acento, simplemente no me pude resistir. En la platica, me comento que tenia pareja estable y que vivían cerca de Guadalajara, a 40 min. Su pareja era un oso, al que llamare Pedro, es un hombre inmenso, personalmente no me atraen los osos, pero él tiene algo que tampoco pude resistir, además parte de su acuerdo, era que el tercero, en este caso yo, le tenían que gustar los dos. Así fluyó la platica y comenzó el intercambio de fotos sexis con Enrique, hasta que llego el punto de proponer reunirnos para coger. Yo le dije que si, que el domingo podíamos vernos, ya fuera que yo me lanzara a su pueblo o que ellos me visitaran en la ciudad, pero por cuestiones de suerte, ellos tenían que venir a la ciudad a dejar a un familiar y todo se acomodo. Para no hacer muy largo el relato, me llamo Enrique que le pasara mi dirección a Pedro, y que si se podían bañar en mi casa para poder coger todos limpios (esa condición fue mía), llegaron, los recibí con un par de cervezas y el primero en entrar a bañarse fue Pedro. Mientras el se bañaba yo preparé la habitación, baje las luces, puse luces led que tengo en el espejo gigante que mande instalar para poder ver toda la acción, ( si parece motel jajaja) y platique un poco con Enrique. Cuando Pedro regreso fue turno de Enrique, yo me ...
«123»