1. Ayyy paraguayo!!!3


    Fecha: 21/05/2021, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Pedro, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Por un momento perdí la razón, había explotado en una tremenda acabada con un tipo encima mío, que me acababa de romper el culo!! El mundo me da vueltas, el paraguayo se tendió derrumbado encima de mi pecho, yo miraba el techo y más allá de la profunda calentura, dilo raro y bien él había pasado tenía un terrible dolor de cola. Sentía como que toda la cañería mi ardía. Sentía que mi ano estaba al rojo vivo y me latía. El paraguayo respiraba sobre mi pecho sin sacar su pija de mi culo. Yo seguía impávido, sin saber qué hacer ni qué decir, había hecho algo completamente raro que nunca mi vida pensaría que lo haría. El paraguayo levanto despacito su cara y me miró, comenzó a besarme y yo le devolví los besos, despacito, comenzó un vaivén sin sacar su pija de mi cola , empujaba despacio y yo comenzaba a sentir nuevamente como su poronga se hinchaba dentro mío, me besaba la boca la cara, en el cuello el pecho las tetillas los pezones, se fue incorporando y con mis piernas recogidas comenzó a embestir nuevamente, movimientos despacio pero firmes, sentía miles de pinchazos dentro mío mi ardilla y me dolía mucho, pero ese cerdo se transformaba en dulce, no quería que saliera, sin darme cuenta estaba gimiendo como una gata, esto al paraguayo lo enloquecía, disfrutar hasta del ardor, intensificado los movimientos la tenía 100% nuevamente dura la de él y la mía. Disfrutaba de todo del dolor y del ardor. No quería estar en otro lado que no fuera ahí y siendo poseído por este macho. ...
     Sentía él Paf Paf Paf que se producía con el ida y vuelta con choque de la pelvis y las bolas del paraguayo contra mis nalgas. La zona se sentía lubricada por la anterior acabada. Iba y venía y no paraba y sentía como que llegaba a mis entrañas. Al cabo de un rato, el paraguayo quiere cambiar de posición, y advierte que ya había sangre. Trata de hacer como si nada pero yo me doy cuenta. Me incorporo y me paro me pongo de espaldas al espejo y por encima de mi hombro veo qué en mi zanja estaba pintada de rojo sangre, la pija del paraguayo también. Me había destrozado la cola, con razón me ardía tanto!! Esta me produjo una angustia y comencé a lloriquear, no me daba cuenta pero parecía una nena, me rompiste el ortoooo!!!  Hijo de putaaaa!!! Mira como me lo dejaste!!! El paraguayo, todavía con su verga dura, sentado en la cama, miraba con admiración su obra,  sin hacer caso a mis reclamos. no solo me había desvirgado, también me había roto el culo, hasta dejarlo sangrando, el sentado y yo parado comenzó a acariciarme la cola, se arrodilló en el piso, y mirándose al espejo, puso su boca en mi cola comenzando a lamer todo lo que ella tenía, un asqueroso!!! Parecía que lo excitaba de sobremanera, lamer los restos de sangre y semen que en ella había. Tanto que se miraba hacerlo y más se calentaba, yo no podía seguir erguido y me tuve que ir a apoyar en la cama con las piernas estiradas apuntando con el culo al espejo me apoyaba con la mano en la cama y miraba por encima de mi hombro como ...
«123»