1. Ayyy paraguayo!!!4


    Fecha: 24/05/2021, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Pedro, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Llegué a mi casa y me bañaba sentía como seguía cayendo dentro mío las descargas de leche que el paraguayo me había pegado, me tocaba el culo y sentía la viscocidad del semen y el ardor desde mi ano hasta muy dentro mío. Todavía me temblaban las piernas, mientras me secaba ví en el botiquín del baño,una crema con antibióticos y analgésico, fui pasando con mis dedos por fuera y por dentro, lo más profundo que pude. Me fui a dormir pero me costó conseguir el sueño. Lo que me había hecho el paraguayo, no me dejaba dormir hasta que finalmente pude. pasó el día y tenía que estar con mi novia. Pero en mi mente solo estaba el paraguayo. Hice lo que salió, lo que pude. Llegó el domingo a la noche y salí para el mercado. Cuando bajé del camión lo veo, radiante, entremedio de los cajones, con su slip barato y en cueros, me ve y se ríe, señal  que estaba sólo. Me acerque mirando a todos lados buscando que no hubiera testigos, no lo había, lo besé sin mediar palabras, lo palpaba , buscando "su arma" ésta crecía rápidamente. Besos largos y apasionados. Me abrazó y me susurraba que ésta noche me cogería de vuelta, ésto provocaba alta tensión en todo mi cuerpo. Trabajamos y cuando volvíamos delante de los demás me dijo que el se bajaba el la estación de servicio. Nadie sospechaba, dejamos el camión tipo 1.00 AM  no andaba nadie el la calle, el paraguayo me tomaba de la cintura como si fuera mi novio, esos metros hasta la piecita lo hacíamos abrazados y él tocándome, nos íbamos calentando. ...
     Llegamos a la piecita y nos soltabamos. Nos tiramos en la cama y nos desvestirnos, me prendí a su pija como si fue la última Coca cola del desierto. Mientras que mi macho me comía la cola. Me miraba en el espejo y me excitaba lo que veía. El paraguayo boca arriba chupandome el culo y yo chupando su verga. Pasaba mi lengua por sus huevos, recorría todo el largo de su pija. Lamía la punta de su uretra. Y sentía que su lengua me llegaba hasta lo más profundo de mi. Me quedé en la misma posición, en perrito, el se colocó detrás de mi y pasaba ese palo de 20 cm por mi zanja. Mi culo se abría con el solo contacto. Fué haciendo presión y para sorpresa mía no me dolía todavía, la crema había reconstituido el daño. Solo quería que me cogiera. Lo empezó a hacer. Entró un poco de su cabeza y esto provocó un choque eléctrico en todo mi cuerpo, cogeme papi !!! Me salió del fondo de mi ser sin pensarlo. Esto provocó que el paraguayo hundiera de un solo empujón toda su masculinidad dentro de mi cola. Arrancando un aaaaah!!! Dioooossss!!! Siiiiii !!!! Y empezó su vaivén desenfrenado, Yo sólo me podía sujetar de respaldo de la cama, mientras que mi macho me tomaba fuertemente de la cadera y hundía todo lo que podía su hija en mi cola. Era eso lo que yo quería, ser penetrado por ese salvaje. Necesitaba que se hiciera dueño de mi. Y lo era. Esto duró poco porque el paraguayo no aguanto y me mandó una andanada de leche en la cola. Seguía empujando como queriendo exprimir al máximo todo lo que le ...
«123»