1. Ayyy paraguayo!!! Final


    Fecha: 05/06/2021, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Pedro, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Ya me había dado cuenta qué mi vida había cambiado por completo, que ya no era el más chiquito que todos creían, y que también, iba a tener que decir jurar ante todo el mundo mi predilección sexual. No sabía en qué iba a derivar todo esto, solamente me dejaba llevar por mi calentura y mis impulsos y lo que me generaba este paraguayo. Era infaltables los domingos a la noche martes a la noche y jueves a la noche que después de volver del mercado termináramos en su piecita. El paraguayo en el cielo que quería, no bajábamos de los tres polvos cada uno como mínimo. Se me hacía un especie de vicio y quería estar a todo momento con el. La sábado a la tarde la piecita era ocupada por su primo Eduardo. Un jueves a la noche después de hacer una maratónica sesión, sabiendo que el domingo a la noche volveríamos a estar, me incito a que el sábado a la tarde me diera una vuelta por la visita puesto que su primo Eduardo no estaría. Y el sábado frío lloviznoso después de las 2 de la tarde estaba golpeando la puerta de la pieza. Y mi macho me estaba esperando completamente desnudo. Me saqué la ropa en cuestión de segundos. Y mi balance encima de este a chuparle la pija, era un amasijo de carne que se entregaba al sexo y desenfreno puro. En la cama, en el piso, de parado contra la pared, de todas formas el paraguayo me cogía, era un salpicadero de leche por todos lados. Quedamos tendidos en la cama después de acabar tres veces cada uno. El paraguayo quedó boca arriba y yo ,junto el de ...
     costado, nos quedamos dormidos, sabíamos que íbamos a poder seguir cogiendo todo este sábado.una hermosa chupada de cola me despierta, Yo no entendía nada al ver que el paraguayo estaba boca arriba, yo de costado, conmigo que en una de sus tetillas, mi brazo derecho encima de su torso, pero alguien me estaba chupando el culo, al darme cuenta de un salto de desesperación, yo estaba abrazado a mi macho y alguien me estaba chupando el culo. Me di vuelta, con ojos desorbitados y llenos de terror. Mi macho se despertó y en guaraní increpo al tipo que me estaba chupando la cola y se estaba también tragando lo que mi macho me había dejado en ella. Me hice un aviso en la cama tratando de resguardarme la humanidad de mi macho, con ojos de terror miraba a quién de rodillas se sonreía y en guaraní trataba de explicarle lo que estaba haciendo. Sólo tiene a preguntar qué pasaba, quién era ese tipo. A lo que mi macho me contestó, es mi primo Eduardo. Pero como, no era que éste no iba a venir hoy?? Pregunté lleno de miedo, sí, pero se le podría su plan y tuvo que volver. Alberti con el culo para arriba te lo empezó a chupar. Decirle que se vaya le dije con voz entrecortada. Mi macho se levanto de la cama y entabló una conversación en guaraní a la cual Yo no entendía una sola letra de lo que decía. Cuando para mi asombro, Eduardo toma mi paraguayo por su cara y comienza a besarlo, el paraguayo responde esos besos sin importarle que yo estaba mirando. Miedo e incredulidad me recorrían el cuerpo y a ...
«12»