1. Mi amigo Lalo me da verga en la calle.


    Fecha: 29/08/2021, Categorías: Transexuales Tus Relatos Autor: Sergio, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Mi amigo Lalo y su esposa compraron un departamento por el rumbo de Cuernavaca, lo estaban arreglando, pués faltaban algunas lámparas y ventiladores. Cierto fin de semana nos invitaron a mi y mi esposa a pasar un fin de semana con ellos e ir a un balneario a nadar.
    Salimos de la Ciudad de México el viernes en la tarde para llegar temprano en la noche y cenar algo en su departamento. Mi mujer empacó mucha ropa y zapatos porqué queria salir de compras el domingo.
    Llegamos cuándo ya era de noche y decidimos salir a comprar algo para cenar, nuestras esposas se quedaron en la casa y Lalo yo salimos al puebo a buscar la cena.
    La unida habitacional donde compraron su casa aún estaba en construcción y las calles eran oscuras pues faltaban lámparas que poner. Nos  subimos al carro, nos quitamos las playeras pues hacia mucho calor y tomamos rumbo al pueblo. Yo llevaba short y huaraches y me sentía incómodo y decidí ponerme tenis, Lalo manejaba y le dije que parara un momento para cambiarme, baje del carro y busqué en la oscuridad unos tenis, desafortunafamente no los encontré entre tantas maletas y tuve ...
     que bajar las bolsas de mi esposa, con la escasa luz que había, solo encontré sus zapatillas y sus sandalias, cuándo andaba en eso Lalo me dijo que me pusiera unas sandalias de mi mujer y ya se resolvia el asunto. Cotorreando le dije que mejor unos tacones y ya, me los puse y empecé a caminar por la calle oscura, sentía rico, de pronto Lalo me bajo el short y el calzon de un tirón y me dijo que me los quitara, me dijo que quria verme encuerado y caminar con tacones, no me molestó y me los quité pues se sentía rico,  di unos pasos sintiéndome mujercita por la calle, cuándo volteé a ver a Lalo y preguntarle me sorprendió pues ya estaba desnudo y también con tacones, se acercó a mi y me empezo a agarrar las nalgas, me dijo que sentía rico andar de mujercita por la calle. No me molestó y me regresé a carro para cambiarme, me agaché en la cajuela para buscar mi short, cuándo de pronto senti a Lalo detrás de mí manosendome las nalgas y el culo. Me dijo que quería que fuera su mujercita de esa noche, le iba contestar cuándo escuche cómo escupia su mano y se remojaba sus dedos. Se acerco y.... (continuará) 
«1»