1. confesión de esposa


    Fecha: 01/10/2021, Categorías: Tus Relatos Autor: anónimo, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Mi esposa una noche no aguanto más y me dijo que en todos estos años nunca había sentido lo que era tener un orgasmo y que sus amigas le decían que ellas se “venían” varias veces con sus maridos en una sola noche y que yo siempre terminaba bien rápido apenas entraba en su vagina y terminaba, aparte que sus amigas le decían que sus esposos les decían que aún estaban apretaditas a pesar de que habían tenido hijos en forma natural y que ella no sentía cuando yo la penetraba eso que llego virgen al matrimonio y que nuestro hijo fue por cesaría y que por eso ella debería de estar más apretada, que una de sus amigas le decía que no aguantaba a su esposo que le dolía cuando le metía la verga y que duraba mucho cogiéndosela casi como una hora y que yo ni un minuto y ella se tenía que estar masturbando para poder sentir algo pero que cuando terminaba de masturbarse no sabía si era un orgasmo ya que conmigo nunca había sentido desfallecerse como le comentaban sus amigas.
    
    Me pregunto que, si ella no me gustaba o que, si tenía otra mujer o que, si era joto o que qué pasaba, que ella quería saber que era sentirse mujer, sentir que le entraba la verga (mi verga mide 12 cms parada) que durara penetrándola de perdido media hora y quería saber si realmente estaba apretadita de su vagina, que la ginecóloga le había dicho que lo más probable era que yo tenía la verga muy pequeña que no se preocupara que ella ...
     como mujer no era la del problema.
    Nos casamos, ella a los 18 y yo a los 21 después de la boda nos fuimos a un hotel para pasar la luna de miel ya que al día siguiente saldríamos de viaje. Cuando estábamos en el hotel ella se puso un baby doll y por fin la vi completamente desnuda tenía un cuerpo muy bonito con unas tetas que si bien no eran de las duritas eran grandes y caían por su propio peso y sus nalgas bien torneaditas yo me acerque la comencé a acariciar me subí encima de ella, le abrí las piernas y me acomode para metérsela, alcance a acercarle mi verga a sus labios vaginales y de inmediato me vine ahí supe que tenía un gran problema, total que tarde como 4 días en poderla desvirginarla en nuestra luna de miel. 
    
    Nuestra vida matrimonial fue tranquila en lo sexual, teníamos relaciones sexuales más o menos continuas, y la mayoría de las veces por no decir todas con el mismo resultado yo apenas tratando de penetrarla y terminaba en el acto ella frustrada comenzaba a masturbar por un buen rato y luego nos queda vamos dormidos, cuando duraba mas era cuando me hacía sexo oral, que dicho sea de paso se volvió una experta, ya que prácticamente así es como podía durar más en el acto pero apenas tratar de penetrarla y me descargaba. Igual intentando el sexo anal me pasaba lo mismo solo una vez logre medio penetrarla pero termine de inmediato prácticamente también de su colita seguía siendo virgen. 
«1»