1. Mi madre drogada pide mi verga


    Fecha: 03/10/2021, Categorías: Incesto Tus Relatos Autor: CarlosGerardo30, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    La neta en ese momento me pareció bien chido de su parte el que con tal de que no me saliera a la calle por el temor a que me sucediera algo, mejor me fumara mi droga dentro de la casa. Así por lo menos ella me vigilaría...
    
    La verdad, seguí bebiendo cerveza con mis amigos, y no fue si no hasta que se fueron como a las 2am que me sugerio mi madre que ya me metiera a descansar a la habitación, le hice caso, ella se acostó del otro lado de la cama (que por cierto era tamaño individual) y le dije que me iba a dar unos fumes antes de dormir, así que saque abrí la bolsita de plástico transparente, le eche cristal a la pipa y comencé a quemar con el encendedor mi polvo...
    
    Le di unas 4 fumadas bien chidas que deje bien quemada la pipa y sin polvo, wow...me relajo bien chingon, sentí el efecto a lo que es, hasta sentí que la quijada se me trababa del efecto del cristal.
    
    Deje la pipa en la pequeña mesa a un costado de la cama, me relaje, me deslice un poco en la cama, cerré mis ojos un momento para sentir el efecto, y de repente mi mamá me dijo si me sentía bien, y le dije que sí, que me sentía bien relajado. Y así mi madre comenzó hacerme mucho más preguntas y pues yo a responderle. Tanto así que me dijo que hasta la voz se me oía diferente, y le dije que era por lo mismo del efecto del cristal.
    
    Como a los 20 minutos aproximadamente, sentí que se me bajaba el efecto, por lo que me volví a sentar en la orilla de la cama y comencé a preparar otra buena dosis de cristal en ...
     mi pipa, y en seguida destape otra cerveza de lata y me la acabé de tres tragos (pues con el cristal te da mucha sed te deja la boca bien seca). Enseguida volví a prender el encendedor debajo de la pipa y a quemar el cristal otra vez y darme unos buenos fumes.
    
    Y en mi idiotez, y jugando le aventé varias veces todo el humo del cristal a mi mamá y ella con la mano parloteaba y me decía que hechars mi humo para otro lado y tocia y tocia y yo pues me reía...
    
    No sé cuántos minutos más pasaron, cuando de repente mi mamá me dijo que se sentía rara, así como que las quijadas se le trababan, pero que se sentía bien relax.
    
    Voltie a verla, me reí y le dije que creía que el humo que le había aventado ya le había hecho efecto, y que se relajara que disfrutara...
    
    Me dijo: Hijo, en verdad que sí te relaja esa cosa que estás fumando, me siento muy bien, muy relajada, hay no se, creo que muy bien. Oye, si ahorita fumas otra vez me dejas a mí fumarle?
    
    Le dije: Oye má, que te pasa jajaja, ya te gusto el cristal verdad jajaja, pero está chingadera hay que saberle bien pues tú es la primera vez que sientes el efecto, pero va está bien ahorita te doy unos fumes para que sientas bien el efecto.
    
    Prepare otra dosis y le hice que fumara cuatro veces en pausas de un minuto. Y yo igual le fume pero más profundo...
    
    Me comenzó a decir que se sentía bien tranquila, bien relax y se recargo en la cabecera de la cama. Le dije si quería un trago de cerveza pero dijo que no.
    
    Yo igual me ...
«12»