1. Mi vecina dormida


    Fecha: 12/10/2021, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Nova's, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Soy un chico de 17 años, mi vecina tiene 39 y se ve muy bien para si edad, ella tiene unas nalgas no muy grandes pero muy sabrosas, y sus senos son muy grandes, ella es de piel morena y mide unos 1.60, sabiendo esto comencemos 
    
    Un 15 de septiembre por la madrugada estaba solo en la casa cuando llega su familia completa, ya venían muy tomados y mi vecina en especial venía dormida, ellos al entrar no se dieron cuenta de mi precensia a lo cual aproveché para espiar por la ventana, vi como entraba su marido y su amigo cargándola vi como al dejarla en la cama su amigo la manoseaba, le metía la mano en el bracier y en el calzón, su marido parecía no darse cuenta mientras el aprovechaba el momento, ellos decidieron seguir la fiesta y se fueron rápido dejándola sola y desprotegida, ese era el momento perfecto, le puse seguro a la puerta mientras imaginaba todo lo que le haría ya que tenía toda la noche para disfrutar de ese cuerpo, cuando entré a su cuarto estaba en la cama usando un vestido negro entallado que hacía ver sus nalgas tan grandes que no aguante las ganas de nalguearlas con fuerza, decidí no perder el tiempo y empezar a desnudarla, al quitarle el vestido dejaba ver su conjunto de encaje ( un cachetero negro que le quedaba casi como tanga por el tamaño de sus nalgas, y un bracier de encaje negro que dejaba ver casi todos sus senos) entonces empecé con lo mío, baje mi pantalón y lo saqué, lo primero que ise fue tomar su mano y hacer que acariciara mi miembro mientras ...
     metía mi mano en su bracier y disfrutaba sin límites, ella se movió un poco pero no me detuvo y seguí con lo mío, sus labios se veían preciosos, parecia que tuvo una noche de pasión porque los traía mordidos, no me resistí y le frote mi miembro en sus labios y haciendo precion logré meterlo poco a poco, llegó el momento donde ya se lo había tragado todo y no pare de meterlo y sacarlo, llegué al punto que comenzó a dar arcadas y eso me éxito más así que se lo metí hasta el fondo empujando su cabeza hacia mí y haciendo que vomita, esa escena me éxito de sobremanera, tanto que al momento la puse boca abajo arrancando su bracier y quitándole su cachetero, vi que su vagina estaba llena de semen, sin dudarlo la empecé a coger con fuerza haciendo que despertara, no me detuve y ella solo gemía, estaba gimiendo el nombre de su amigo, pense que siempre había imaginado que era una puta y esa noche lo confirme, ella callo dormida otra vez mientras yo no dejaba de cogerla, con mi dedo empese a hacer precio en su culo el cual estaba muy apretado para mi sorpresa, imaginé que nadie había usado ese culo y me dispuse a ser el primero que lo reventara, antes de reventar esa delicia la termine de coger por la vagina dejándole mi leche adentro e hise que limpiará el resto con la boca abriéndose la con la mano, cuando empecé a empujar mi verga sobre su culo ella tenía pequeños espasmos y se movía pero eso no me detuvo, abrí sus nalgas con las manos y de una sola le metí toda la verga, ella se ...
«123»