1. Fotos de las tetas de mama


    Fecha: 01/09/2017, Categorías: Incesto, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Todo empezo cuando mis padres decidieron que nos fueramos de vacaciones a tenerife las dos últimas semanas de agosto, era un verano bastante caluroso y allí nos lo pasariamos muy bien los tres. Las vacaciones fueron estupendas y mis padres, aprovechando los precios de la isla, me regalaron una camara digital estupenda de la que no me podia separan en ningun momento. Durante el viaje de vuelta mis padres tomaron un poco de cava y pronto se quedaron dormidos. Tras unos momentos me di la vuelta para ver una imagen que tardaria en poder olvidar, la camisa de mi madre se habia abierto mientras dormian, dude unos momentos, pero pronto me di cuenta que tenia ante mi una oportunidad que no podia dejar escapar. Empece a hacer fotos al pecho de mi madre, mientras ella se movia en su sueño, saque unas cuantas, guarde la camara y la tape un poco consu chaqueta que tenia en su regazo. Cuando llegamos a casa descargue todas las fotos en el ordenador y me acoste a dormir, ya que me encontraba agotado. Pronto reemprendi mis clases en la universidad y todos los dias me los pasava pensando en las tetas de mi madre, sus pezones...me ponia a cien. Son unos pechos grandes y nada flacidos para una mujer de 43 años. Todo iba bien, yo estudiaba mientras mi padre se iba a trabajar y mi madre asistia a un sinfin de reuniones con sus amigas y tenia todas las tardes para pajearme con las fotos de las mamas de mamá y los relatos incestuosos a los que me habia aficionado desde el viaje en avión. Pero lo ...
    inevitable tenia que pasar, dias despues debiamos acudir a una reunión familiar y mi madre decidió entrar en mi ordenador para sacar las fotos de las vacaciones y poder mostrarselas a nuestros familiares, durante unos dias se mostro extraña, no me dijo nada, pero presentí que habia encontrado las fotos y algo me decia que tambien los relatos. Tenia miedo por las posibles repercusiones, quien sabe lo que podria pasar si se lo dijese a mi padre. Pasaron los dias y continuaba sin nombrar el tema y nuestras conversaciones se hacian mas superficiales, pero lo que más me impresionó fue ver como empezaba a vestir con ropa menos conservadora. De vez en cuando aparecia con alguna blusa trasparente que mostraba sus tetas cubiertas por su brasiere. Todo parecia que queria excitarme y ¡Dios! lo conseguia a cada minuto. Cada dia que pasaba su cuerpo iba incrustandose en mi mente, hasta que no podia pensar en nada más, por las noches despues de cenar, mientras mis padres miraban la televisión, yo no hacia otra cosa que mirar a mi madre, aunque ahora encontraba la mirada de mi madre que huidiza volvia a la tele. Dia a dia los coqueteos entre ambos se hacian más evidentes. ¿En verdad mi madre sentia algo por mi? ¿ Tendria ocasión de gozar de su cuerpo? Todas las mañanas al bajar a desayunar tenia que hacer grandes esfuerzos para que no se notasen las erecciones que soportaba cada mañana y los vestidos de mi madre no ayudaban nada, en lugar de las batas de franela, ahora llevaba camisón. Podia ...
«12»