1. La segunda becerra virgen


    Fecha: 16/06/2022, Categorías: Zoofilia Tus Relatos Autor: ROMANOIDE, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    La segunda becerra virgen 
    
    
    La otra me costó más desvirgar era la más arisca tuve que amarrale las patas traseras para que no me patiara, esta tenía la vagina más carnosa y más abultada que la otra no me pude contener y me puse  a mamar ese manjar tan sabroso le metía la legua súper rico, le habría la vagina con dos manos para mamarla más rico le pasaba la lengua por el clitoris  y se arqueaba muy rico, le mordía los labios vaginales y se los succionaba hasta que sonaba donde le soltaba los labios ya estaba con la verga bien erecta a más no poder hasta que volteaba líquido preseminal  después de la cogida que ledi a la otra.
    
    
    Se la puse en la entrada y le deslise la verga dentro nada más la cabeza de mi verga y un poco más esta era más rica que la anterior más socada, contraía su vagina bien sabroso podía sentir como me quería estrangular  la cabeza de mi verga comense el mete y saca más despacio le hacía un poco más de fuerza cada vez que se la metía sentía como se habría con cada metida de verga, un poco más hasta que traspase el limen ya había logrado mi cometido de desvirgarla se la clave toda hasta los huevos estaba sudando tanto que me desnude por completo no me importó que me pudieran descubrir en ese momento. ...
     
    
    La agarre  con las dos manos de la parte trasera y comense un mete y saca lento y luego un poco más rápido y disminuía y aceleraba para no venirme se la saqué completa mente y esta no había sangrado tanto como la anterior solo tenía un poco mancha la cabeza de mi verga y en eso se pone a orinar y se la deje ir sin compasión alguna se la metía y sacaba mientras disfrutaba de la mejor lluvia dora, dos lluvias doradas en una noche que delicia ufff.
    Sonaba tan rico el sonido de mi verga chocando contra esa vagina húmeda demaciado rica acelere cada vez más rápido el ritmo de la cogida hasta que no pude más y le solté toda mi leche no pude evitar gemir que pensé que si hubiera pasado alguien me hubiera escuchado, me recoste sobre ella y sentí como ella sola expulsaba mi verga y ver como salía mi leche de  esa vagina tan rica. 
    
    Mire el reloj y eran las 12 y 47 de la noche nunca había cogido por tanto tiempo casi una hora desvirgando dos puticas bien sabrosas tuve que bañarme en un río serca por que el olor a vaca no se me quitaba del cuerpo aldia siguiente amanecí bien erecto otra vez y me estaba habiendo una paja y medio por lorme la mano y aún olía a vaca que buena paja me hice recordando la noche de ayer.
    
    
    Roma.noide@yahoo.com 
«1»