1. Cine xxx y el maduro de la butaca de al lado


    Fecha: 20/08/2022, Categorías: Gays Tus Relatos Autor: Horseandwoman, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Cumplí 18 en febrero de 1978 , año del mundial de argentina, hacía dos años que venía escuchando que en la avenida de mayo de la capital de buenos aires había un cine para mayores de 18 años donde pasaban películas eróticas, intenté entrar varias veces , pero al solicitarme los documentos y ser menor de 18 años no me dejaban entrar, eran épocas de dictadura militar y el ser gay era penado por la ley y la regulación de no dejar entrar a menores en lugares no aptos se cumplía a rajatabla, salvó contadas excepciones, tuve que esperar al verano del 78 para poder entrar a dichos lugares.-
    Por fin llegó el día, cumplí 18 años y al otro día me aventuré luego de salir de la oficina donde trabajaba , que por suerte quedaba a pocas cuadras del cine xxx, tenía mil fantasías sexual gay pero nunca había concretado nada, todo eran fantasías y ganas , pero con mucha vergüenza y timidez a parte del miedo lógico que me preoducia el que descubrieran mi condición de bisexual.---
    Salí de la oficina resuelto a entrar en el famoso cine, llegué a la boletería, el hombre me miró y como seguía teniendo cara de nene volvió a pedirme documentos, se los entregué, me miró , se sonrió y me dijo que suerte que ayer fue tu cumpleaños , me cobró y me dió el ticket, pase a la sala principal y el acomodador me llevo hasta las últimas butacas , le extendí una propina y se acercó a mi oído y me dijo arriba la vasca pasar mucho mejor y se fue, no entendí que me quiso decir pero mi cabeza funcionaba a mil, ...
     fantaseando con no se que tipo de encuentros, me senté en la segunda butaca del pasillo externo, cuando mi vista se acostumbro a la oscuridad, pude ver qué había muy poca gente y los pocos que habían estaban sentados de a dos o de a tres , y todos separados entre si, pasaron unos minutos en los que me dedique a ver la película que estaban dando , cuando un hombre mayor vestido de traje y muy corpulento me pide permiso y se sienta al lado mío pasando hacia la tercer butaca , yo sentado en la segunda, al sentarse abre sus piernas de manera muy exagerada y con su pierna izquierda ocupa parte de mi límite sobre mi pierna derecha, yo corrí mi pierna para darle lugar dejando de tocar su pierna y el vuelve a abrirse más de piernas ahora ya sin dejarme lugar para que me corra de nuevo, al estar así yo entendí que eso era una provocación pero no sabía cómo actuar, así que deje que todo lo hiciera este hombre, que a parte era muy corpulento, cómo si fueran dos personas en un traje grande, pasaron otros minutos y con su pierna izquierda rosaba en un movimiento de Vaivén mi pierna derecha, mi mano derecha apoyada en mi muslo estaba a solo centímetros de su pantalón y muslo, yo dejé mi pierna en su lugar y esa fue la respuesta que este hombre esperaba, con su mano izquierda despacio fue deslizandola sobre mi muslo derecho , mi corazón latía a mil por hora se me secaba la boca y no sabía que hacer, el empezó a acariciarme el muslo y apretarme la pierna con una mano que parecía de un gigante, ...
«1234»