1. Me coji a mi sobrinita romy por su colita 3


    Fecha: 05/09/2022, Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Anonimo, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Ya he contado que mi sobrinita es muy caprichosa, hace berrinche casi por todo si no se le cumple, su mamá obvio es madre soltera, trabaja en una fábrica y a veces la tiene que dejar con mi mujer porque con mi suegra no la soportan, al principio yo tampoco, pero todo cambió desde la vez que se la llevó mi mujer a mi casa y se sentó en mis piernas para jugar con el ordenador, bueno, después de la noche que la hice mía como se me antojó, ella quería ir conmigo a todas partes en la camioneta, su mamá la dejaba ir porque como dije, le daba un respiro a su vida, y yo se lo agradecía, ya sabía que al subirse tenía que dejarla conducir la camioneta si no, se enojaba, como vivo en el campo, las veredas están por los sembradíos, así que tengo el tiempo suficiente para cojermela a gusto sin interrupciones, la primer ocasión que me la llevé le dije si quieres conducir, tienes que quitarte tu calzoncito para que tengas suerte y no catas a chocar... Ella me miró extrañada, pero como si ansia de manejar era más fuerte, se lo quito y me lo dió, yo lo guardé en la guantera de la camioneta y enseguida la acomodé sin prisas encima de mi verga que estaba tan dura como un mástil, ella solo reía al sentir mi miembro en medio de sus nalguitas, y al sentirlo me dijo: tío, tu cosa me da cosquillas en mi colita, a lo que le respondí, te duele?.. Y me contestó, no, solo siento cosquillas pero me gusta. Esa respuesta me animó a buscar con mejor presicion su hoyito trasero, ella llevaba puesta una ...
     faldita tableada de la escuela, así que no había problema para maniobrarla a mi antojo, después de algunos minutos de estarla sobando contra mi verga, su culito se abrió con los fluidos de mi miembro y empezó a dilatarse, sentí que ella se empezó a mover y eso me excito mucho más, le dije, voy a parar la camioneta porque escucho un sonido raro en el motor... Ella me dijo si tío, y descubrí que estaba sudando, tenía la cara roja, y no dejaba de moverse encima de mi verga, supe que le estaba gustando, ya que quería clavarse ella sólita... Le dije: te voy a enseñar un juego como en la computadora, pero no se lo debes decir a nadie, ni a tu mamá, ella me dijo: siii, enséñamelo tío, pero no dejaba de moverse, así que le dije: te gusta estar encima de mis piernas? Se quedo pensativa y me contestó: siento cosquillas tío. Ya he platicado que mi verga se hunde con facilidad en su ano y Le  dije: pues este es un juego muy divertido se trata de que entre mi cosa por tu colita, porque te gusta, no es así? Me dijo: si tío, si me gusta, y diciendo esto, se dio a la tarea de moverse con más fuerza, pero me estaba lastimando el prepucio, así que le dije: dejame ponerte saliva para que entre más fácil, se levanto y saque un poco de baba y me la puse en mi verga, y le dije: ahora si, siéntate otra vez. Esta vez, se le fue casi toda hasta dentro, ella se movía con fuerza y le volví a preguntar: te gusta? Ella solo movía su cabecita diciendo que si... Yo estaba en la gloria, porque sabía que podría ...
«12»