1. Dos lindas putitas en casa: Mi esposa y mi suegra!


    Fecha: 10/05/2018, Categorías: Sexo en Grupo Sexo con Maduras Tabú Autor: monarchone, Fuente: xHamster

    compadre César se la cojia de lo lindo, ella sentada sobre su enorme palo mientras Alberto estaba delante de ella parado dandole a chupar su verga y ella a su vez podía observar lo que Carlos y yo le haciamos a su mami, como el momento en que Carlos se derramaba dentro de la panocha de su mamá mientras yo le embarraba toda la cara con mi semen y la obligaba a que se tragara la mayor cantidad de leche posible, justo en ese momento Melú, Cesar y Alberto alcanzaban el orgasmo al mismo tiempo, ver la carita de mi putita esposa escurriendole semen de Alberto entre la comisura de sus labios era simplemente increible.Ellas entraron a la casa para asearse, la noche comenzaba a refrescar y nosotros los varones comenzamos a recojer un poco el tiradero que habiamos echo, se dejaba notar que mis invitados estaban apenados por lo sucedido por lo cuál yo los invité entrar a la casa para tomarnos otros tragos en lo que las damas se arreglaban. Tenía la sospecha de que algo muy bueno vendría más adelante y no queria que terminara esa velada y al final de cuentas eso precisamente ocurrió. Ellos accedieron de buena manera y nos servimos unos tragos mientras nos acomodabamos en la sala, al poco rato hicieron su aparición Melú e Irma y lo que vimos nos dejó en shock! Ambas mujeres lucian unas batitas semi-transparentes y debajo de ellas se percibian sus tanguitas y sus tetas riquisimas, deduje que mi esposa le habia prestado esas prendas de vestir a mi suegrita, ellas notaron nuestro ...
     nerviosismo a lo cual pidieron que les sirvieramos unas bebidas para relajarse, ni tardo ni perezoso les serví un par de tragos bien cargados y se los dí; la música aunque no muy fuerte de volumen dejaba escuchar una melodia muy sugestiva por lo cual mi compadre sugirió que las damas nos bailaran un poquito para hacer ambiente, mi suegra y mi esposa dijeron que lo harían pero con la condición de que les dieramos sus propinas tal y como lo solemos hacer los hombres en un “table dance”; claro que todos dijimos que si y comenzó la función, madre e hija se movian sensualmente al compás de la música meneando sus caderas y meciendose sus tetas ya que no habia sostén alguno que impidiera su moviemiento, mientras nosotros les ibamos dejando billetes alrededor de donde bailaban ellas comenzaban a despojarse de la poca ropa que traian puesta, primero Irma se despojó de su bata y por fin pude admirar en todo su esplendor esas tetas que fueron culpables de varias masturbaciones mias, tetas grandes, blancas y con pequeños pezones rosados los cuales los hacían mas antojables para chupar, me dió risa ver como mis amigos abrian la boca viendo tremendo show y notaba que se les empezaba a formar un bulto en su pantalón al igual que a mi por supuesto. Al ver lo que hacía su mamá, Melú hizo lo propio y al quitarse la bata casi les da un infarto a mis amigos al ver tremendas tetotas en todo su esplendor, Carlos empezó a darle propina tras propina a la ves que le pedia que se acercara más a el, los demás ...