1. Los masturbadores de Tokio


    Fecha: 01/06/2018, Categorías: Confesiones Información, Autor: Zaratustra, Fuente: CuentoRelatos

    Me Presento: Nombre: Confidencial, pero pueden llamarme Jorge. Edad: 42 Estado Civil: Divorciado, pero de relaciones estables de larga duración (años). Residencias: De padres diplomáticos; nací en Damasco (Siria), pasé 6 años en Marruecos, 4 en Bagdad (Irak), 2 en Londres y 3 en Paris. Hijos: 2, (14 y 16 años). El mayor vuela a París la semana entrante para reencontrarse con su primer amor de hace 5 años. Es su primer viaje autofinanciado. Su chica canta ópera profesionalmente a los 16. Profesión: Todologo. Me encargo de que mis amistades por todo el mundo implementen sus proyectos cuando estos se les complican. Estudios: Siendo mis padres diplomáticos, estudié gran parte de mi vida en colegios internacionales rodeado de chicos (as) de todo el mundo. Estudios Universitarios y de maestría en una universidad pública entre el Río Bravo y la Patagonia. Idiomas: Español, inglés, francés, árabe y un poco, muy poco, de ruso. Ingresos: No soy multimillonario ni nada por el estilo pero podría dejar de trabajar hoy y vivir modestamente bien el resto de mi vida. Hobbies: Salir a cenar, el buen cine, la buena literatura, la buena música noventera, los conciertos y el viajar son pasiones que me alimentan y ensanchan el día a día. Tanto me gusta ver el mundo que incluso adoro pasar largas horas en los aeropuertos entre avión y avión. Me gusta llevarme en mi equipaje aunque sea un poquito de cada lugar por donde paso. Cuando puedo y tengo tiempo prefiero viajar en trenes y barcos (no hablo ...
     de cruceros de lujo, detesto esos sarcófagos con elevadores). Colecciono libros, cd's y dvd's y cada vez que puedo no pierdo la oportunidad de presumir algunas rarezas que tengo, entre ellas Nocturno Sonámbulo, un libro desaparecido que vuelvo a leer año tras año. Sólo lo presumo, ni lo presto ni le saco copias. En lo sexual: Soy un total pervertido. Eso sí, todo lo que hago lo hago con mucho amor y con mi pareja estando de acuerdo. Soy un fiel empedernido pero permito y promuevo que me sean infiel. Es mi único vicio. Cómo soy: Lo suficientemente bien parecido para que las chicas me quieran ligar pero no soy modelo (ni me interesaría serlo). En lo importante soy de ideas bien cimentadas y cada opinión mía es difícilmente rebatible, lo cual me ha llevado a perder amistades. Difícilmente coincido con las ideas de los demás. Es rarísimo. Lo que tengo que contar el día de hoy: Dejo de auto-adularme y entro en tema. Hace un par de meses un proyecto de un amigo me hizo aterrizar en Tokio y "establecerme" ahí por alrededor de dos meses. Las arduas horas de trabajo no me impidieron percatarme de algo que no había visto en mis anteriores visitas al país del sol naciente. En ciertos lugares de alta afluencia peatonal existen unos cubículos de cristal en grupos de dos o tres. Tipo las cabinas telefónicas de hace mil años. Contrariamente a las cabinas telefónicas del mundo antiguo a estos no puedes ver al interior porque son de espejo por los 4 lados. Sólo en uno de los extremos tienen ...
«123»