1. Mi amiga y su novio me usaron en la montaña


    Fecha: 09/07/2018, Categorías: Sexo en Grupo Autor: Margaryt, Fuente: CuentoRelatos

    Me gusta ir de compras con Laura, probarnos ropa y hablar de nuestras cosas; estando con ella, cuando la miro, me dan ganas de besarla. Su pelo negro siempre lo lleva recogido en una trenza muy larga, que me vuelve loquita. Estando con ella, a veces, imagino que su trenza roza mi sexo; pero solo son fantasías; no le va el sexo con mujeres. Laura es muy buena amiga, confiada y leal; también tiene mucho carácter; sabe dirigir a todo el que la rodea. Laura sabe que yo soy bisexual, pero nuestra amistad es más importante que nuestra sexualidad. Sergio, su novio, es un muchacho muy correcto y divertido. Sergio es muy atractivo y tiene muy buen tipo, hace natación, y tiene unas espaldas espectaculares. Un detalle de él, que me excita mucho es que siempre se le nota su bulto en el pantalón, siempre, "como si "su cosa" nunca menguara". Algunas veces voy con ellos al cine y luego cenamos los tres. Esas tardes de paseos, de cine y de conversaciones profundas nos han unido mucho en los últimos meses. Los tres hacemos la misma carrera universitaria, lo que hace que nos veamos a diario y la confianza cada vez sea mayor. Últimamente, Sergio se pone nervioso cuando me ve llegar en minifalda (es mi prenda favorita), me mira los muslos disimulando, de un modo casi instintivo. Yo soy muy coqueta, tanto que me visto frente al espejo, ensayando como sentarme para mostrar mis muslos, pero sin que se me vean las bragas. Mi melena pelirroja siempre la llevo suelta y siempre muy limpia. Antes ...
     Sergio no se fijaba en mí, o yo no me daba cuenta; Laura lo nota también, pero no se la ve disgustada o preocupada; no es una chica celosa. Laura es una morena espectacular, su piel es más oscura que la mía, claro que siendo pelirroja cualquiera tiene la piel más oscura que yo. Su larga trenza hace juego con su figura; parece una amazona recién bajada del caballo: cintura estrecha, hombros amplios y un trasero impresionante; ese "culazo" siempre lo lleva "embutido" en unos vaqueros que realzan su metro ochenta de belleza, ella es unos diez centímetros más alta que yo. Que Laura no sea bisexual, como yo lo soy, no es obstáculo para que tengamos confianza íntima, la tenemos y mucha; tanta que nos desnudamos juntas para cambiarnos de ropa, incluso la ropa interior. Me habla estando ella desnuda; sabe que excita y creo que le gusta sentirse deseada por mí. La confianza que tenemos es máxima, tanto que nos arreglamos el vello púbico la una a la otra. Laura tiene un chochito de pelos negros precioso, yo en cambio le doy menos trabajo, porque mi vello es más escaso y en los labios casi inexistente; esos momentos íntimos me encantan y, me da mucho morbo poder tocar su sexo sin ir más allá. A Sergio le encargaron cuidar una casa en la montaña en ausencia de su dueño. Laura habló conmigo y me dijo que pasarían allí el fin de semana, que les gustaría que los acompañara; dije que sí, me encanta la montaña y, me excitaba ir con ellos, los dos son mis amigos y los dos deseados por mí. La casita ...
«1234...8»