1. Mi tía Laura 1ª Parte


    Fecha: 01/10/2017, Categorías: Incesto Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    volveríamos al notario. Mi tío le había dicho a mi tía que fuésemos a un hotel, pero ella que era muy ahorradora dijo que dormiríamos en el apartamento. Cuando salimos de la oficina del notario eran ya casi la ocho y fuimos a cenar . De vuelta al apartamento anduvimos un rato por el paseo marítimo. Era invierno y empezó a hacer frio. Ya en el apartamento mi tía se dio cuenta de que en las camas solo había sabanas pero no mantas. Me enseño mi cuarto y me dijo que iba a darse un baño. Pero se dio cuenta de que no había agua caliente y me dijo no voy a ducharme entera pues no hay agua caliente, usaré sólo el bidé. O sea, que el chochín sí que se lo iba a lavar. Salió enseguida y me dijo ahora Carlos puedes lavarte tú, advirtiéndome que el agua estaba bastante fría. Entre y en el mismo bidé en que ella acababa de lavarse su chochín, me lavé yo mis genitales. Que ella se hubiese lavado allí mismo, me excitó, pero lo que más me excitó es ver su braga tendida, sin duda la había lavado para ponérsela limpia al día siguiente y ahora debajo de la falda que llevaba no llevaría nada puesto. Tuve una erección y empecé a hacerme una paja .Mientras con la mano derecha jugaba yo con mi polla, con la izquierda tenía su braga y la olía y besaba por la parte que más íntimamente habría estado en contacto con el chochín. Entonces mi tía desde el otro lado de la puertea me dijo Carlos¿ cómo tardas tanto, te ocurre algo? Ahora salgo tía, le contesté. Deje de hacerme la paja y me lavé rápidamente y ...
     el agua estaba tan fría que la erección desapareció en un momento, quedando reducida la polla a su mínima expresión. Mi tía Laura a veces era algo descarada y picantona y me dijo ¿Cómo has tardado tanto?, si el agua estaba tan fría ,¿era muy largo lo que tenías que lavar?. Sí, eso ha sido dije yo. Entonces ella dijo ¡Vaya ! No tengo camisón y dormir con el vestido que llevó sería incomodo y además quedaría arrugado. Puedo dejarte mi camiseta interior. Gracias , pero tú sin camiseta vas a pasar mucho frío. Estoy acostumbrado, yo duermo siempre completamente desnudo. Bueno , pues déjame tu camiseta y vamos a dormir. Allí mismo me desnude de cintura para arriba y le di la camiseta, diciéndole tranquila, que no huele. Era verdad , no olía y es que yo aunque no me duche no huelo mal nunca. Es grande , le dije , te cubrirá bien hasta medio muslo. Ahora vete a tu cuarto que me voy aponer la camiseta a modo de camisón. Yo entonces me llené de valor y me atreví a decirle: cuando te la hayas puesto me gustaría ver cómo te queda. Ya te llamaré me dijo. Pasaron cinco, pasaron diez minutos y no me llamó, así que me desnudé y me metí en la cama. Allí estaba yo como un tonto, pensando que tanto fantasear con mi tía Laura y ahora que estaba allí con ella, tan cercana y no pasaría nada de nada. Así que me dispuse a hacerme una paja, pero como estaba enfadado con Laura, lo haría fantaseando con otra hembra, lo haría fantaseando con mi tía Raquel que era hermana de mi madre y se parecía mucho a ...
«1234...7»