1. Dos maduros para mi (15)


    Fecha: 12/07/2018, Categorías: Sexo en Grupo Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Habían pasado 5 meses desde el final del verano. Un verano lleno de aventuras sexuales que nunca hubiéramos imaginado. Estábamos en casa un sábado frío de Enero, recién pasadas las Navidades que habían sido muy familiares y entrañables. Veíamos la tele tranquilamente después de comer los dos tranquilamente en el sofá de casa, cuando sonó el timbre de casa, los dos nos miramos con cara de extrañeza, preguntándonos quién llamaría a esas horas. Yo me levanté, miré por la mirilla de la puerta y vi a nuestro portero Carlos, abrí la puerta y le hice pasar. "Qué pasa Carlos?" le pregunté, "perdonad que os moleste a estas horas, pero me ha pasado una cosa esta mañana y después de pensarlo mucho he decido venir a contároslo, ya que tengo y me mereceís toda la confianza y sois mis amigos, aparte de amantes" dijo sonriendo. "Cuenta" dijo Ricardo, "ponte cómodo, quieres beber algo?" pregunté yo, "Un café" contestó Carlos mientras se sentaba en el sofá al lado de Ricardo. "Esta mañana cuando he ido a hacer la compra al mercado, estaba esperando mi turno en la pescadería y se me ha acercado un matrimonio bastante mayor pero muy bien conservados, me han dicho que me conocen de vista y que les gustaría hablar conmigo en privado, que me quieren proponer una cosa" empezó a contar Carlos mientras bebía un poco de café y se quitaba el gordo jersey de lana quedándose con una camiseta de tirantes, "hace mucho calor en vuestra casa". "Nos hemos ido a una cafetería nos hemos sentado en una mesa un ...
     poco retirada y me han propuesto que me folle a la mujer en presencia de su marido y unos amigos, ya que tengo pinta de ser todo un semental y que marco un enorme paquete y a él le apetece dar este capricho a su mujer en su 50 aniversario de boda, que siempre han sido muy cachondos y que desde que se casaron han montado orgías, etc..." terminó Paco. "Y que vas a hacer?" preguntamos al unísono,"Por eso he venido, para que me aconsejeis"dijo mientras se terminaba el café. "A mi me gustaría que me acompañaseis vosotros" dijo mientras nos acariciaba nuestros muslos desnudos ya que íbamos en pantalón corto. Ricardo y yo nos miramos, la cuestión prometía y sin pensárnoslo dos veces aceptamos, Carlos nos abrazó y empezó a besarnos, acabamos los tres en la cama echando un polvo de campeonato. Carlos fijó la cita para el sábado que viene en casa de la pareja, por lo visto iban a ir otro matrimonio y un viudo. Llegó el día de la gran cita, la pareja sabía perfectamente que nosotros iríamos ya que fue la condición que puso Carlos para aceptar. Nos abrió el hombre de la proposición y francamente para tener 73 años estaba francamente bien, os lo describo, 1,80 de estatura y unos 100 Kg de peso, manos cuidadas, pelo blanco echado para atrás, muy elegante, ojos azules, barriga redonda pero no enorme, bonitas piernas y un precioso culo. "Buenas tardes, soy Claudio, bienvenidos" además tenía una voz preciosa, muy profunda. Entramos en la casa, era bastante grande nos dirigió hacía un salón con ...
«1234...»