1. Increible aventura


    Fecha: 07/09/2018, Categorías: Zoofilia, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Fue increíble lo que hice hace apenas unos días después que mi hermana dejara a su perro bajo mi cuidado ya que tuvo que salir de viaje y no tenia quien se lo cuidara a lo que yo accedí con un poco de recelo ya que no me atraen mucho los perros, el caso es que Terri como se llama el animalito es un dálmata no son muy grandes y a decir verdad no daba mucho trabajo. Todo sucedió un fin de semana cuando mi esposo se ausento durante el día por motivos de trabajo y cuando llegaba de noche lo hacia exhausto y se dormía rápidamente yo comprendía y no le recriminaba ya que es muy complaciente en cuanto al sexo y me satisface plenamente, solo que ese sábado estaba a millón no se porque, y me hice unas pajas como hacia mucho tiempo no me las hacia, estaba en la sala de nuestra casa gozando de lo lindo de mi almeja recién rasurada y con la ayuda de una zanahoria me daba gusto y placer en mi chocho y en mi ano el cual siempre tiene un lugar preferencial en los gustos de mi esposo estaba sumida en oleadas de placer. Realmente no me imaginaba que una zanahoria me haría tan feliz ya que podía controlar lo angosto y lo grueso de la hortaliza según como me plazca, de pronto note un cálido aliento lo que hizo que detuviera el maravilloso encuentro vegetariano, me asuste mucho pero me di cuenta que era Terri, me disguste mucho con y trate de sacarlo hacia el patio cuando note que su entrepierna estaba algo crecidita y me reí de la situación, "vaya he calentado al pobre de Terri, estamos los ... dos iguales," pense, entonces lo deje que me acompañara, una extraña sensación se apodero de mi pero me dije a mi misma que si estaba loca. Proseguí lo que Terri había interrumpido pero esta ves con el a mi lado me encontraba otra ves taladrando mi almejita con la zanahoria cuando la deje a un lado para cambiar de posición y Terri, inmediatamente comenzó a lamer desesperadamente la hortaliza me deje llevar por la pasión y la lujuria y acerque la zanahoria a mi culo y la pase de un lado a otro sabiendo que el perrito se la había lamido eso produjo un espasmo increíble dentro de mi y me corrí con fuerza brutal pero no todo quedo allí porque tenia ganas de mucho mas y me atreví por a hacer lo que muchas veces había leído en relatos de zoofilia y de los cuales no estaba nada de acuerdo ese día cambiaría mi opinión, Terri al seguir lamiendo la hortaliza que estaba muy cerca de mi culo ya algo dilatado se percato de eso y cambio la zanahoria a por mi culito, sentí desfallecer cuando la lengua áspera del animale rozaba mi almeja y mi culo al mismo tiempo nada que ver con una lengua humana eso era insoportable demasiado placer!!,. Me asuste cuando intentó montarme pero dada la situación y mi calentura deje que trata a ver que sucedía, Terri trataba de penetrarme pero sin éxito ninguno, me di vueltas para ayudarlo, estaba decidida, me sorprendí al ver que ese pequeño aparato estaba de un tamaño considerable, eso me calentó aun mas imaginarme tener metida todo ese pedazo de carne en mi ...
«1234»