1. Los planes de mi familia... no eran los mios...


    Fecha: 13/09/2018, Categorías: No Consentido Autor: ogarcia, Fuente: CuentoRelatos

    amordazada mostrando su intimidad a un extraño que iba a hacer lo que se le antojara sin problema de que alguien pudiera molestarlo. - Mmmmm! Mmmmmm! – quería decirle que no, que me dejara en paz; que no le había hecho ningún daño como para portarse así conmigo. - Nunca había tenido una mujer como tú! – dijo esto mientras introducía sus dedos en mi vagina que, al encontrarse si lubricar, me causó un fuerte dolor que me hizo arquear. - Y menos con una nalgona que tuviera el culo tan apretado – sacó sus dedos para incrustarlos en mi esfínter - Aghhhhhhhhhhhhhhhhhhhh El dolor al violentar mi cavidad anal hizo que por un momento perdiera nuevamente el conocimiento, recobrándolo solo para sentir como se colocaba detrás mío, colocando su miembro en mi entrada vaginal y, de un envión, introducir gran parte de él. - Aghhhhhh! Aghhhhhhhhhhhhhhhh! Dolor, nada parecido a lo que en ese momento estaba sintiendo pude recordar haber vivido. - Ah sí mamacita!, - decía mientras se sujetaba a mi cadera y mantenía su vicioso afán por poseerme. - Que culo te cargas!, seguro tu marido te coge día y noche… yo lo haría. - Voy a reventarte la cola hasta cansarme! - Plafff!, Plafff! – el sonido producido por las palmadas a mis glúteos formaban eco en las paredes. - Plafff!, Plafff! – No!, no!, trataba de decir sintiendo entre ardor y dolor en mis nalgas y vagina. - Aaaahhhhhhhh – escuche decir en el mismo instante en el que mis entrañas eran inundadas por su descarga. - Puta!, me hiciste acabar muy ...
     rápido… pero que buena estas!, no lo hubiera podido imaginar por la ropa que usas – dijo esto dándome una palmada más sobre mí ya adolorido trasero. - Podrías cobrar lo que quisieras por dejarte coger por este culo… - Mmmmmm, Mmmmmm – era lo único que podía pronunciar, mis lágrimas mojaron mi rostro, lágrimas de dolor, de frustración, de miedo… - Vamos a hacer esto – dijo - Voy a estrenar tu culo porque así como lo veo tu marido no lo atiende – su mano recorrió mis nalgas hasta posarse sobre mi esfínter… - Mmmmmmmmmmmmm – un espasmo hizo arquear mi espalda al recordar su falange en mi orificio. - Ahora que si no quieres hay alternativas – esto último me hizo abrigar la esperanza de que mi conducto podría salir ileso. - Voy a quitarte la mordaza y no quiero que grites, de eso depende que me porte bien contigo… - Aaahhhhh – aspiré profundamente al sentirme libre. - Por lo que más quiera déjeme, ya abusó de mí, no diré nada a nadie pero déjeme… - Plafff! – una palmada me interrumpió haciéndome dar un grito de dolor. - Aaahhhhhhhhhh - Si te quite esto no fue para que me recriminaras cabrona! – dijo mostrándome la mordaza. - Así que calladita y a hacer lo que te diga si no quieres que me cobre con este – esto último lo dijo al momento de incrustar su índice en mí apretado esfínter. - Aaaahhhhh, aaaaahhhhh, no, sácalo!, por favor. Se retiró de mí solo para colocar la cámara a un lado de mi cara, colocó su miembro a escasa distancia de mi boca y dijo: - Quiero ver lo que puedes hacer ...
«1234...»