1. Mis inicios como amo (IV)


    Fecha: 14/09/2018, Categorías: Dominación, No Consentido, Autor: sireleo, Fuente: CuentoRelatos

    Empezó a meterse las dos zanahorias a la vez, y yo me iba a ir, pero me entraron ganas de mear, y como no le dije, “mira puta te voy hacer lo mismo que a tus dos zorras amigas” y en medio del cuarto me mee en su cuerpo, cosa que ella acepto sin rechistar, es más mientras yo terminaba a ella le vino otro orgasmo, que esta vez si se sintió en toda la casa, me apure en cerrar la puerta por lo que pudiese pasar, pero vamos la casa era grande y por lo que se no se enteraron. Me limpio “el pito”, y yo me marche, no si antes recordarle todas mis instrucciones. Cuando salí de allí, casi ni podía andar, pues estaba derrengado, con las llaves que me dio Rocío me dirigí a la casa de la Loba, aunque había que salir de este edificio y cruzar un patio para entrar en otro, ya que las otras dos vivían en un bloque distinto. Al salir fuera me di cuenta del frío que hacia, y me quede helado al cruzar los veinte metros que habría de separación, pues no podía ni correr de lo cansado que estaba, entre en el portal y mire los buzones, para ver en que piso vivía Ana, y comprobé que vivía puerta con puerta con mi jefa, un ático al lado de otro y nadie más. Entre en el ascensor y al llegar arriba me introduje en la casa de la loba, con cuidado de no hacer ruido, pues no quería despertarla, y quería investigar por mi cuenta en su casa, la verdad es que si la de Rocío era grande la de la zorra de mi jefa aun más y con vistas. Empecé a abrir puerta por puerta e ir mirando la casa, un salón enorme, una ... cocina igual o más grande, me fui por la parte del servicio y al abrir una de las habitaciones vi que allí normalmente dormía o habitaba alguien, pues se veía ropa y objetos típicos de un dormitorio, aunque en ese momento no había nadie, menos mal pensé, luego seguí registrando, y di con una habitación muy ordenada y con varios armarios todos cerrados, cosa que me intrigo, así que me fui a la cocina y busque algo con que forzar alguna de las puertas, pues la verdad es que me daba igual, una vez forzada la primera, me lleve la sorpresa más grande en mucho tiempo, pues había una colección de artilugios todos muy bien ordenados por cierto, consoladores, esposas, látigos un par de fustas, bolas chinas, vamos un arsenal, pensé que vaya puta tenia por jefa, con lo recatada que parecía la muy cerda, cerré como pude la puerta y m dirigí a buscar su habitación, penetre en ella sin hacer ruido y allí estaba ella, totalmente dormida, me acerque y la destape, vi que se había duchado y puesto un pijama de franela, horrible por cierto, pero ya me daba igual, me desvestí y me metí en la cama totalmente desnudo y la verdad que algo sucio y sudado después de todo el día de trabajo y lo que no era trabajo, quedándome drogui a los cinco minutos. A las dos horas sonó el despertador de mi jefa bueno no se que sonó primero el despertador o el susto que se llevo cuando me vio. Se bajo de la cama de un salto y me dijo que hacia yo allí, como había entrado, simplemente le conteste que por la puerta y ...
«1234...7»