1. LA TONTA


    Fecha: 18/09/2018, Categorías: Zoofilia, Autor: dulces.placeres, Fuente: SexoSinTabues

    LA TONTA Esto sucedió allá por los años setenta, cuando entraba en mi adolescencia, digamos entre mis diez y veinte años, por lo tanto les dejo a ustedes la tarea de adivinar mi edad. El mundo de esos años era otro mundo, nada que ver con este que hoy conocemos, no se hablaba de medio ambiente, Greenpeace podría haber sido una comida inglesa y las cuentas se hacían con lápiz y papel, no existían celulares, y los mensajes más modernos eran postales navideñas que se enviaban por servicio postal. Las computadoras eran cosas del futuro que veíamos solo en películas, nos decían que para el año dos mil viajaríamos a la Luna de la misma manera que tomaba un bus para ir al colegio. Wi-fi? Whatsapp? USB? Que era eso… las cosas que sonaban esos días eran USA y URSS, ó Cia y Kgb. Facebook? Nadie lo hubiera imaginado, los mejores amigos se tenían mano a mano, en el bar de la esquina, en una tarde de familia, ó bajo un árbol tocando la guitarra y cantando todos al unísono. Internet? para qué? si alguien necesitaba saber algo, buscaba en los libros de la biblioteca, geografía, historia, biología, ahí estaba todo, cada cosa en su lugar, y el ‘buscador’ era doña Gloria, la gorda bibliotecaria que tenía todo en su lugar. Solo algunos pocos tenían televisor, obviamente en blanco y negro, transmitían pocas horas, noticieros, novelas, series y no mucho mas, por suerte había solo dos canales, nadie necesitaba un control remoto. Ese era mi mundo, la educación era estricta y férrea, con los ... padres no se hablaba de sexo, era tabú, así que los jóvenes solo adivinábamos y aprendíamos a los golpes, por cosas que escuchábamos, ó intuíamos. Toda mi vida tuve un defecto, fui siempre muy crédula, todo lo que me decían a mi me parecía muy normal, por eso siempre me jugaban bromas pesadas, y yo siempre caía, yo decía que era inocente, otros decían que era estúpida, si hasta mi propia madre me trató de boba cuando a los doces años le pregunté por ´Los Reyes Magos’, ya que aún le dejaba pasto y agua para los camellos… Mis amigas decían que eran los padres y se reían de mí porque en verdad pensaba que ellos dejaban los regalos, el desengaño fue grande, pero el dolor por mi ingenuidad fue mayor… Vamos al grano, mi padre fue cuidador de caballos toda su vida, desde que tengo memoria hasta el día que falleció, vivíamos en una modesta casa en el hipódromo de la ciudad y el atendía la caballeriza donde estaban los mejores ejemplares, los equinos pura sangre, era su responsabilidad alimentarlos, limpiarlos, mantenerlos, procurar que nada les faltara, y yo crecí en ese entorno, me gustaban estos ejemplares. Siempre había querido ir a las carreras, solo para ver a los animales, pero era menor de edad y papá no me hubiera dejado, pero al menos había aprendido a montar… Yo siempre fui muy delgadita, de pequeña estatura, en la edad de desarrollo y mi despertar sexual mis pechos eran sumamente pequeños, muchos me confundían con un chico, a mi me deprimía mucho esta situación, incluso los ...
«1234»