1. El pakistaní frutero


    Fecha: 23/09/2018, Categorías: Sexo Interracial, Autor: Chicavicio, Fuente: xHamster

    Hace apenas dos dias, mi coño tuvo la gran suerte de degustar una un nuevo tipo de rabo, en este caso el de mi querido comerciante pakistani, el mismo que sin saberlo, me ha estado vendiendo últimamente todo tipo de hortalizas que después he usado para penetrarme una y otra vez en la intimidad.Nunca hasta entonces me había llamado la atención, no dejaba de ser un verdulero mas de tantos que hay en el barrio, hasta que una tarde, seleccionando en su pequeña tienda un buen calabacín, me dí cuenta de como me miraba con sus ojos clavados en mi escote y sus ojeras oscuras tramando nada bueno.Ese dia me propuse averiguar si ellos y los marroquies tienen la misma polla.Durante dias, pasaba casi a diario solamente para comprar un solo producto, una zanahoria, un calabacín, un pepino, solamente uno, para que llegase a darse cuenta que evidentemente no era para comer, si no para algo mas personal, mientras seleccionaba mi juguete natural intentaba siempre llamarle la atención con miradas, sonrisas e incluso pidiéndole que fuese el mismo quien me eligiese el pepino mas gordo y largo con voz de puta.Alguna vez había fantaseado con meterme en el almacén con el, solo me retenía el no saber si dentro habria mas gente, ya que por lo general su tienda siempre esta llena entre clientes, varios de sus paisanos, entre ellos algunos niños o mujeres. la gran suerte de tener su tienda a vista de mi ventana es que podía poco a poco controlar los horarios donde menos trafico de personas había y ... los dias en los que solía cerrar el solo.Hace dos noches, observando que dejaba la persiana medio cerrada , me harte de valor y decidí bajar como vecina desesperada a comprar algo a ultima hora y asi observar si había alguien mas . Me asomé por debajo pidiéndole porfavor dejarme entrar y comprar dos garrafas de agua bajo el pretexto de que nos habian tenido que cerrar el agua del edificio por unas obras , su mirada era fija en mi todo el rato y sin problema me atendió mientras yo miraba atentamente por todas partes y con mi coño cada vez mas hinchado. Por desgracia, en el momento que estaba pensando pedirle que me enseñase la parte de atras de la tienda, se asomó un pequeño adolescente barriendo. Mi plan habia fallado, pero aun podia conseguir algo, una vez me dio el cambio le pregunté si podia ayudarme a cargarlas hasta mi portal, ya que yo sola no podia con dos garrafas de 8 litros cada una ( en realidad si podia, pero el rol de macho fuerte que ayuda a una hembra se que le gustaria, sobretodo si despues esa hembra se lo agradecia como Dios manda) Sin dudarlo aceptó, le dio una orden al chico que estaba alli y salio detras mio en direccion a casa.Accedio sin pedirlo a meterlas dentro del ascensor y subir hasta mi piso para dejarlas en la entrada. El corazon me iba a mil, le tenia bajo mi control y cada vez sentia mas esa tension sexual que me aclaraba que iba a conseguir sexo.Una vez dentro saqué un par de monedas fingiendo darle una propina por la ayuda, me las acepto sin ...
«12»