1. Las Aventuras de Eduard


    Fecha: 05/10/2018, Categorías: Infidelidad, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Con frecuencia leo los relatos de fidonet y deseo felicitarlos, de igual forma narrar uno que es real pero prefiero cambiar los nombres para evitar conflictos aunque tengo la autorización de la protagonista. Mi nombre es Eduard tengo actualmente 30 años vivo en una ciudad turística de Colombia y me dedico a complacer a las señoras que de una u otra forma no consiguen placer en su hogar, con esto me gano la vida a veces se me presentan muchas citas, y otros días no tengo ni una sola. Un día en que no tenía nada que hacer, me fui con un amigo a una de las discotecas de la ciudad para ver qué conseguíamos, cabe anotar que era temporada turística y había bastante de donde escoger, al cabo de algún rato, saqué a bailar a una chica y comenzamos a conversar, su nombre era Claudia media 1,70 buen cuerpo, buenos senos y un buen trasero, tenía 21 años y a decir verdad era bastante extrovertida, le pregunté que con quién estaba y me dijo que con su hermana Carmen una mujer de 36 años y su cuñado Nelson de 38, después de bailar le dije que si luego bailaríamos nuevamente y ella me dijo que sí que si quería nos podíamos sentar en su mesa que ella estaba sola, al llegar me presentó a su hermana y su cuñado, era una pareja mayor y estaban bastante aburridos, aunque Carmen ya tenía un hijo se conservaba muy bien y tenía un culo más grande que el de Claudia, pero Claudia era más bella. Ahí intercambiamos muchas palabras y risas pero mi mirada se cruzaba mucho con Carmen, después de bailar ... muchas veces con Claudia, le pregunté a Nelson que por qué no bailaban que Carmen estaba que se bailaba sola a lo que me contestó que no porque él no sabía bailar, que la sacara yo. A lo que acepté, un poco desconfiado pero con muchas ganas. Por las constantes miradas de Nelson nos fuimos confundiendo con las demás personas que bailaban y aproveché para acercármele más, como vi que no puso ningún tipo de resistencia, seguí en mi juego, la verdad el alcohol me había dado más valor para seguir adelante. Bailamos uno y otra vez pero no pasó a mayores, sólo manoseos y apretones, luego volvimos a la mesa y me senté al lado de Claudia, algo me decía que mejor asegurara lo que tenía, ya que con ella había avanzado mucho y si todo salía bien podría cogérmela esa misma noche. Como hice muy buena liga con Nelson, las chicas planearon seguir la rumba en el apartamento donde estaban alojados, así que compramos otra botella de ron y la seguimos allá, entre manoseos y besos con Claudia, Carmen no nos quitaba la vista, hasta el punto que nos dijo que no comiéramos delante de los pobres, fue cuando me di cuenta que esa mujer estaba sedienta de sexo, y me di cuenta también que le daba el vaso bien lleno de trago a Nelson hasta que éste no pudo más y se lo llevaron a dormir bien borracho, Carmen se quedó con su marido en el cuarto dejándome a solas con Claudia en la sala, apagamos algunas luces y bajamos un poco la música, y comenzamos a besarnos con muchas ansias, y desespero. Claudia a pesar de ...
«1234»