1. Noche de copas


    Fecha: 06/10/2018, Categorías: Confesiones, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Después de la boda, nos fuimos un bar con la prima de mi mujer y su esposo, como la boda había sido de gala ellas estaban un poco incomodas con sus vestidos largos, pero no les importo ya que continuamente hablaban entre ellas y se reían. A este amigo y a mí, no nos quedaba de otra más que seguir tomando, ya que seguirles el paso estaba difícil, tomaban muy rápido, pero aun así, estuvimos ahí hasta la una y media de la mañana y aprovechando que nuestras pequeñas hijas estaban en un campamento, mi esposa los invito a la casa y aceptaron. Cuando llegamos, lo primero que hicimos fue servirnos unas copas, después de un rato de charla, mi esposa le dijo a su prima si quería cambiarse y ella dijo que sí, yo pensé que se iban a poner unos pants. Así que subieron a nuestra recamara y yo me quede con este amigo que tenía buena charla, poco después serví unas copas y se las subí, pero me escucharon llegar y me dijeron que no podía pasar y se las deje en el hall. baje y seguí platicando como veinte minutos con este amigo, cuando de repente las vimos bajar con la ropa que usa mi mujer para nuestras fantasías eróticas, se veían espectaculares con mucho maquillaje, un tremendo escote que dejaba poco a la imaginación y una minifalda que hacia lucir sus muy hermosas piernas. Nos levantamos como resorte, este amigo se acabo su copa de un trago porque seguramente nunca había visto a su esposa tan sexi, y a mí se me paro la verga al ver a esas dos espectaculares mujeres. Les serví otra copa y ... empezamos a bailar, veía que ellos se hablaban al oído, mientras yo me pegaba lo más posible a mi esposa, pero note que ellas se hacían señales, nunca pensé que fuera por algo serio, este cuate se acabo su copa muy rápido, le serví otra y quisieron bailar en bolita, no podía evitar ver sus piernas y lo que podía de sus senos, las dos lucían muy bellas. De repente mientras les servía otra copa se fueron al comedor, apenas vi como mi mujer le agarro la verga a este tipo invitada por su prima, les lleve sus copas y ellas seguían risa y risa, este cuate ya se le notaba un poco tomado. Pasamos nuevamente a la sala y veía que mi mujer coqueteaba con este cabron y no perdía oportunidad para mostrarle sus hermosas piernas, que él veía discretamente, me tenía miedo ya que le habían platicado de mí, pero la prima de mi esposa descaradamente me habría las piernas y yo tenía que disimular. Cuando les dije que les serviría las otras se pararon conmigo, pero ellos se fueron nuevamente hacia el comedor, en lo que saque los refrescos los perdí de vista, me asome y vi que este cuate ya tenía la verga de fuera y que entre las dos se la acariciaban, mientras mi esposa lo besaba. Sentí mucho coraje, pero las termine de servir, quise ir al comedor pero ya no estaban, se habían metido a la cocina con la luz prendida, me acerque a la puerta, y vi a mi esposa hincada mamándole la verga a este cabron, y a su prima ayudándole a ponérsela en la boca, retrocedí y pensé que hago, volví a mirar y vi que su ...
«123»