1. Alberto y teresa 7


    Fecha: 09/10/2018, Categorías: Incesto, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    A las 7 pm se metió a bañar y sólo salió con una bata transparente sin calzón ni brasier y fue así cuarto y se peino y se puso desodorante y crema para el cuerpo y me llamó y fui y se paro frente ami y bajó mi short y se arrodilló y sacó mi verga y me hizo sexo oral, ya un poco mejor qué la primera vez ,después nós besamos y le abrí su bata y chupe sus pechos grandes mientras ella me agarraba la verga y se acomodó en 4 patas sobre la cama y me puse atrás de ella y se lo metí de golpe ,pego un grito de dolor y placer y comencé el mete y saca a un buen ritmo mientras ya sin complejos gritaba y pedía más y más verga adentró de su panocha peluda y la tomé del pelo y la embesti con fuerza mientras le decía que yo era su macho y que no fuera a coger con otro cabrón. Mi verga entraba y salia de su panocha peluda mientras le daba de nalgadas y no tardo mucho en tener un gran orgasmo mientras me decía: inmemorables mi amor me matas de placer, que verga tan rica tienes, cógeme bien fuerte ábreme la panocha y dejarla bien llena de leche por eso soy tu esposa, te amo mi amor eres mi vida, mi marido mi macho y sólo ... contigo voy a coger, mi culo y mi panocha son sólo tuyos . Mi verga escupía una gran cantidad de leche adentró de la panocha de mi mamá la cual movía su cupo lentamente recibiendo todo mi semen. Saqué mi verga y acaricie los pelos de su panochas y me pidió que acostara pues era su turno de seguirme mostrando su amor y se puso saliva en su Panocha y agarro mi verga y se la metió toda mientras pegaba un gemido y comenzó a moverse lentamente ,mientras se quitaba su bata y quedaba desnuda, uffff que rica estas Teresa, tienes una Panocha bien rica, peluda, jugosa y bien apretada, unos que delicia, te amo Teresa, mi amor unmmmm muévete mami muévete y sácame la leche, si papi soy tu esposa, tu puta y de nadie más, toda esta verga es mía, así me dijo. Descargué mi leche adentró de su panocha mientras se mordía los labios de placer, agarrándose sus pechos y nós besábamos ,se bajo y se acostó y abrí sus piernas y le metí de nuevo la verga hasta el fondo. Seguí con el mete y saca y tras unos 15 minutos mi verga escupía su última descarga de leche. Nós besamos y así desnudos nós quedamos bien dormidos sin ningún temor.
«1»