1. DESPECHO…. Autor: MAPMAKER


    Fecha: 10/10/2018, Categorías: Infidelidad, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    El haberme enterado que mi pareja había sido vista en compañía de otra mujer, de mi mejor amiga, me tenía resentida, no había nada que calmara mi enojo y mi despecho. Me sentía liberada, sin ataduras ni compromisos, estaba disfrutando con un compañero que conocía de vista pues ambos prestábamos servicios en una compañía, nunca nos habíamos relacionados hasta ese día en que por casualidad nos encontramos en ese sitio de diversión. La bebida y el resentimiento me liberaron de ataduras sociales haciendo que me comportara de manera libertina, actritud que hubiera refrenado en otra ocasión; bailaba suelta mostrando toda mi sensualidad oculta, me olvidé de mi edad, de mi decencia, quería olvidarme aquel suceso, de lo que consideraba una traición. La música cambió de ritmo haciéndose más suave, el ambiente se tornó más íntimo incrementando mis deseos; alcé mis brazos enlazándolos a su cuello, empinándome para buscar su boca; nos fundimos en un intenso beso; atrevidamente introduje mi lengua en su boca, saboreando su interior, un tentáculo grueso invadió mi boca, llenándola. Me apoderé de el, chupándolo, succionándolo y saboreando todos los fluidos que emanaban; sentí que se mojaban mis bragas. El deseo de tener sexo nos invadió, no mediaron palabras, me tomó de la mano y apresuradamente abandonamos el local; ambos sabíamos dónde ir y cuál sería el desenlace. Entramos a la habitación enredados; acoplados en un beso que no tenía fin, nuestras ropas rodaban por la alfombra; caímos ... sobre el lecho completamente desnudos. La tv proyectaba una escena porno en donde un negro bien dotado hacía gemir a una chica blanca embutiéndole el pene por el ano, la escena aumento mi lujuria, sentía los flujos que emanaban de mi vulva empapándome los labios vaginales. Bajé mi mano buscando su miembro, un estremecimiento recorrió mi cuerpo; lo que palpé era grande y grueso, quizás más grande y más grueso del que aparecía en la tv; mi pareja tenía un pene normal pero esto no era un pene cualquiera, era una verdadera verga.!!! Cambió de posición buscando mi sexo, su lengua invadió mi raja haciéndome jadear, succionó ávidamente los flujos que emanaban de mi chorreante túnel, saboreó los pliegues de mi sexo para luego aprisionar con sus labios mi abultado clítoris. No pude soportar tal caricia; la estimulación y la imagen del negro llenándole el culo de leche a la chica, me llevo al límite; mis sentidos explotaron en un increíble orgasmo haciéndome gemir sin control. Al reponerme del desfallecimiento pude observar realmente la dimensión del miembro de mi acompañante; tenía por vez primera ante mis ojos la imagen de una verdadera verga; la cabeza carnosa unida aun grueso tallo que se engrosaba a medida que se aproximarse al pubis, nunca había visto un pene de esas dimensiones, el deseo de sentirla dentro me invadió. En la Tv, la chica montaba al negro tragándose su estaca hasta las negras bolas. Comencé a acariciarla, incrementando los fluidos que brotaban de ella; estos al ...
«1234»