1. Mi primera vez fue en un cine


    Fecha: 10/10/2018, Categorías: Masturbación, Primera Vez, Autor: chicaxporn, Fuente: xHamster

    Salgamos otra ocasión- sugirió -Claro, no hay problema- sin pensar, le contesté... ¿Habría sido una equivocación el seguir con ésto? Quizá simplemente me había atrapado esa sensación de placer y satisfacer a alguien, pero en el fondo, yo bien sabía que quería más.Ya me preparaba para ir a verlo, tenía mis dudas si aquel chico había gozado tanto como yo, sin embargo, sólo podía pensar en aquella verga que tanto disfruté ese día. Caminaba hacia donde lo vería, con la mirada al más allá pensado en qué me esperaría cuando las luces se apagaran y comenzara la película. De pronto volteé y lo vi sentado, sentí que se aceleraba mi pulso, mientras más me acercaba, más ganas tenía, ni siquiera estaba segura de qué: si de irme y renunciar a todo o quedarme y saciar mis deseos con él.Llegué a su lado, nos saludamos y de un momento a otro ya estábamos en camino al cine. Hablábamos de distintas cosas pero sinceramente sólo recuerdo que entre más caminábamos, más me mojaba, ese pantalón que rozaba mi ropa interior, estimulaba mis labios y por consecuencia, juntando mis pervertidos pensamientos, estaba muy húmeda.Entramos a la sala, y para nuestra sorpresa, no había nadie hasta arriba. Sin dudarlo, nos fuimos a sentar y antes de que comenzara aquella función, ya tenía su mano moldeando mi vagina sobre mi pantalón y yo, moviendo mi cadera y desquitando lo rico que sentía, ya tenía mi mano apretando su dura verga. Ambos sabíamos que nos prendía estar hasta atrás y poder tocarnos con mayor ... facilidad, no perdió oportunidad para meter su mano en mi ropa interior, la bajé un poco para ayudarle y de la misma forma en que me apretaba cuando estaba afuera, llegó a sentirme toda, desde mi clítoris hasta mi humedad que ya había aumentado bastante. -Estás muy mojada- me dijo. -Es que me excitas mucho- le contesté entre suspiros por culpa de lo caliente que estaba. No sé si eso lo encendió pero cuando menos sentí, uno de sus dedos ya estaba dentro de mí, moviéndose y masturbándome. Yo tomaba su cuello con mi mano, restregándole mis pechos en su cara, entre más me dominaba, más lo juntaba, me quejaba a su oído con pequeños gemidos -Mmmmh!! No pares, méteme otro- le susurré y haciendo caso, me masturbó de una manera tan rica que comencé a apretar sus dedos con mi vagina, lo que causó una mayor fricción y entonces dejé escapar un gemido. Dudo que las personas en la sala me escucharan pero realmente no me importaba, sólo quería devolverle lo que me había hecho...Comencé a chupársela, intentado mejorar la última vez, lamiéndolo de abajo a arriba, masajearlo con mis labios, incluso, sin nadie arriba de nosotros, pude arrodillarme en frente de él lo que me permitió hacer mi trabajo más cómodo. Esta vez, podía probar con algo que había visto en algunos videos, y sin pensar, sosteniendo con una mano su erecta verga, pasé mi lengua en sus testículos, eso lo hizo moverse, así que lo hice con más fuerza usando mis labios, esta vez se quejó, me encantó escucharlo y mirarlo, sentir que lo ...
«12»