1. El semental de la familia (2)


    Fecha: 10/10/2018, Categorías: Confesiones, Autor: Vinny69, Fuente: CuentoRelatos

    En el relato anterior narré como mi concuño El Papi había desculado a mi mujer y lo puta que me salió. En fin al día siguiente me levanté temprano para ir a la oficina, que por ser sábado solo iría yo a terminar un trabajo, cuando me subí al automóvil me alcanzó el papi y me dijo, dame un aventón compadre y sin dejar que me negara se subió a mi lado -es que voy a la oficina - No importa por ahí me dejas Empezamos a avanzar y yo recordé como este cabrón se había cogido a mi esposa la noche anterior, creo que se dio cuenta porque sin previo aviso me dijo - Oye, te gustó el espectáculo de anoche compadre -Como? -No te hagas pendejo que bien que te vi escondido espiándonos diciendo esto se saco la verga del pants que traía y me dijo- verdad que esta bonita, no se te antoja - Que te pasa pendejo le dije molesto y el rápidamente me propino una cachetada y sin dejarme reaccionar me agarro un mano y me la puso en su vergota -Sientela putito sé que es lo que quieres. Claro que la sentí estaba gorda y caliente, le palpitaba rico, pero yo no podía quedar como un maricón aunque otra de mis fantasías era que un macho me cogiera. -Que te crees pendejo. Me volvió a cachear el cabrón. - Mira puntito a mi me respetas vuélveme a decir así y te pongo una putiza - Disculpame, pero seque creo que estás confundido -No, como crees, el confundido eres tu por no aceptar lo que eres mira como llevas bien agarrada mi verga. En ese momento me di cuenta que el ya no sujetaba mi mano y yo permanecía ... agarrado a ese mástil de macho. En eso me detengo en el semáforo y pronto me tomo del pelo y me llevó la cabeza hasta dejarla a lado de su vergota. -Chupamela putito -Noo. Me jalo con fuerza el pelo y me dijo - Chúpame o no te suelto, ya sigue el verde y alla esta un tránsito tu que crees que opine cuando vea que no avanzas y te vea empinado en mi verga ja ja. Y pues para que no se dieran cuenta empecé me metí la cabecita en la boca y empecé a mamar aquella verga que unas horas antes había estado en el culo de mi mujer. -Ya ves que si eres putito. Me solto los cabellos y yo seguí mamando con delicia nunca lo había hecho pero siempre quise sentir un pene en mi boca y se me estaba cumpliendo. - Ya cálmate goloso dale que esta en verde, adelante hay un hotel ahí te paras - Mejor vamos a mi oficina esta sola y es a la vuelta -Así me gustan mis putas cooperadoras ja ja. A decir esto me agarró mis tetillas sobándolas despacio -Yo nunca me equivoco tengo radar para las viejas putas como tu esposa y para los maricones como tú, Agárrame la verga que es tuya putito ja ja. Solo atiné a estirar el brazo y acariciar esa hermosa verga que me estaban ofreciendo con descaro, no me importó la humillación ni las burlas en ese momento solo sentía ganas de que me trataran como al puto que siempre quise ser. Llegamos a la oficina Y apenas había cerrado la puerta cuando me abrazó fuertemente y me plantó un beso húmedo y de lengua, algo maravilloso sentirse aprisionado entre los brazos de un hombre como ...
«123»