1. Sorprendiendo a mi tio


    Fecha: 10/10/2018, Categorías: Gays, Masturbación, Sexo con Maduras, Autor: dumby50, Fuente: xHamster

    Todo ocurrio una tarde de verano. Mi familia y yo nos alojabamos por aquel entonces en una casa rural cerca de la sierra. Era un lugar pintoresco, alejado a unos 2 kilometros del pueblo mas cercano. La casa era muy bonita, de varias plantas, y desentonaba bastante con el medio que la rodeaba. Aun asi, era un lugar idoneo para pasar unas vacaciones en familia.Yo estaba encantado por aquella experiencia. A mis 20 años, gozaba de plena juventud, y me pasaba todo el dia tomando el sol, nadando en la piscina y navegando en el ordenador, algo normal en un chico de mi edad. Mis primos y yo siempre habiamos estados muy unidos y estas vacaciones eran como una fiesta permanente para nosotros. Eramos unos 10 primos, y yo era el mayor de todos.Pero aquello no era lo que mas me llenaba de gozo. Lo que mas me gustaba de todo aquello eran mis tios. Mis tios ya estaban bien entrados los 40, edad que a mi en un hombre se me hacia totalmente irresistible. Se pasaban todo el dia nadando en la piscina o viendo la television, pero siempre en bañador, por lo cual se llevaban todo el dia luciendo sus esplendidos pectorales. Ninguno de ellos iba al gimnasio, pero hay que añadir que todos se conservaban bastante bien.De entre todos ellos, mi favorito era mi tio Mario. Era un hombre irresistible para mi. Tenia 47 años por aquel entonces, pelo moreno, aunque peinaba alguna cana, siempre aparentaba tener varios años menos. Su sonrisa era una de las mas bonitas que he visto en mi vida, la cual estaba ... adornada por un precioso bigote negro que cubria su labio superior. Por si fuera poco, tenia el pecho totalmente velludo, mas que nadie en la casa, incluyendome a mi, que tambien poseo bastante. Era un hombre de infarto, y cada vez que pasaba cerca de mi, se me aceleraba el corazon.Todas las noches me masturbaba pensando en el. Era mi unico remedio a los calentones que me provocaba. Deseaba a mi tio. Queria besar su bigote, acariciar su pecho velludo, chuparle esa polla tan rica que marcaba por debajo del bañador. Queria ser su juguete sexual. Pero era mi tio y sabia que eso nunca iba a ocurrir.Pero ocurrio. Una tarde como otra cualquiera, estaba en la piscina con mis primos. Eran sobre las 6 de la tarde, hora a la que nosotros acostumbrabamos a merendar. Decidimos salir de la piscina e ir a prepararnos unos bocadillos. Nuestras madres estaban en la cocina, y mis tios estaban todos durmiendo la siesta en los dormitorios del piso superior. Habian estado toda la mañana de compras y estaban bastante cansados.Mientras ibamos comiendo, poco a poco fueron bajando uno por uno mis tios, recien despertados de la siesta. Saludaban a todos y se incorporaban a la merienda. Pero mi tio Mario fue el unico que no aparecia. Tras casi pasada una hora, todos habiamos acabado de comer, excepto tio Mario que aun seguida durmiendo. Las mujeres, tras dar de comer a los pequeños, recogieron la mesa y se fueron a la piscina de nuevo, Lo mismo hicieron los demas.Yo en cambio, decidi ir al baño a orinar. ...
«1234...»