1. Mi viudita


    Fecha: 11/10/2018, Categorías: Hetero, Sexo con Maduras, Autor: opeke6969, Fuente: CuentoRelatos

    regrese a sus pechos y baje hasta su ombligo besándolo como si fuera su boca y luego baje hasta su tanga la cual dejaba ver unos pocos vellos púbicos, con mi lengua buscaba su vagina tratando de traspasar aquella delicada y hermosa tela, luego de unos minutos se dio vuelta dándome la espalda y ofreciéndole su hermoso culo que comencé a acariciar y besar, luego ella se inclinó y me ofreció una mejor vista y comencé a chupárselo por encima de su telita, luego me pare y mi lengua continuo acariciando su espalda, ella empujaba su culo contra mi pene y tomando mis manos las llevó a sus pechos que comencé a acariciar dulcemente, ella llevo sus manos a su tanga y comenzó a bajarla y a medida que la retiraba mi pene comenzaba a sentir el calor se sus jugos, se inclinó un poco más y mi pene comenzó a penetrarla con cierta dificultad a pesar de sus jugos, cuando llegue a lo más profundo sentí la presión de su vagina como si hubiese entrado en su ano, y los dos al unísono comenzamos a movernos, comenzó a jadear al instante y cada vez más seguido y con mayor fuerza empujaba su concha contra mis huevos sin detenerse, se aferró primero a una silla y luego se movió a un costado y agachándose más se aferró a las frazadas de repente un chorro de flujo salta de su vagina y cada vez que la penetraba saltaba otro chorro su aroma a mujer inundo la habitación, luego detuvo y se dio vuelta ... rápidamente y comenzó a chupármela pija desaforadamente mientras yo le desprendía el corpiño, yo estaba s punto de acabar cuando se recostó en la cama y me dijo... -¡cogeme, cogeme otra vez!, separó sus piernas y me arrodille en la cama penetrándola fuertemente, ella comenzó a mover su pelvis cogiéndome ella a su ritmo Mientras me abrazaba y me mordía el cuello, su concha, mi pene y sus flujos hacían un ruidito de chapoteo inolvidable y minutos después largue mi leche en su interior. Cuando me detuve me acosté a su lado, ella luego de relajarse colocándose se costado vio que mi pene seguía erecto y me dijo... -¡tenés la pija todavía parada no lo puedo creer!, siempre SOS así? Yo para quedar bien le dije... -¡no es la primera vez, si bien me recupero rápido nunca antes se me había mantenido parada! Ella sonriendo tomo mi pene en su mano derecha y comenzó a masturbarme, sin dejar de idolatrar mi verga, se colocó más cerca de mi pija y comenzó a chupármela, yo trate de mover su cintura para poder chuparle la concha pero no quiso así que la deje continuar mientras acariciaba su espalda, su cabeza y cuando podía su culo, por un buen rato siguió chupándomela hasta le dije que estaba por acabar y ella haciendo una pausa me dijo... -¡si la quiero saborear toda toda! Y colocando un dedo en su vagina comencé a masturbarla hasta que acabamos una vez más. Luego acordamos otra cita para más adelante.
«12»