1. Dos Hermanos, una sola cama


    Fecha: 11/10/2018, Categorías: Incesto, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Ante todo me presento, soy Lorena Navas, y realmente no me puedo quejar de mis medidas, soy una chica de 94-67-96. Mis amigos me llaman la modelo Pepsi, porque me caben 2 botellas de 2 litros y alcanza para una lata. Vivo con mi hermano en una habitación, ya que vinimos a estudiar a la ciudad porque se dan mayores oportunidades de trabajo. Mi hermano era un chico con un físico excelente, pero un poco ingenuo, siempre que me masturbaba me preguntaba que qué hacía… y siempre preguntaba que por que se acababan los refrescos de la nevera tan rápido… Yo trabajaba por la tarde de vendedora en una minitienda y por las noches estudiaba derecho en la Universidad, así que solo veía a mi hermano en la noche, mi hermano tenía una rutina un poco parecida a la mía, trabajaba en las tardes como encargado de un deposito de mercancías, y por la noche estudiaba administración de empresas en la nacional. Todos los fines de semana yo era bailarina en un Burdel, me llamaban Reina Pepsi o algunos me decían: "Mi reina, Coca Cola, chupame la bola". Había de todo tipo, peludos, sin pelo, largos, pequeños, gruesos, pero nunca había visto uno igual hasta esa noche aquella noche… Cuando termine de trabajar en el burdel, llegue al departamento aproximadamente a las 3:20 am. Cuando llegue a casa estaba mi hermano viendo una película porno y masturbandose, cuando lo ví, no sé si lo que sentí fue asco o excitación, ya que era mi hermano, DESDE HACE 15 AÑOS NO LE VEIA EL PENE, en aquel entonces no tenia ... pelos y parecía un cheese tris... ahora… parecía un cambur con venas!!! al pobre cambur parecía que lo tuviesen levantando pesas todo el día! ahora entiendo por que las largas horas en el baño! ahora comprendo que no era "la leche condensada que comía y se caía" en la alfombra. Cuando me vio, ví en su cara una expresión de vergüenza, pero a la vez de felicidad, no entiendo porqué… Me hice la que no había visto nada y me dirigí a mi cuarto, me puse a pensar en aquel cambur tan provocativo, parecía un bizcocho, para comérselo con leche condensada. Me senté en la cama y me quede atónita, pero a la vez con ganas de salir a donde mi hermano y saborear la leche condensada casera de los Navas. En ese momento mi hermano abrió la puerta y me dijo: "Lore, me siento muy apenado por este incidente", en seguida le respondí: "Tranquilo eso es algo normal, sólo que todos los días no ves un cambur de ese tamaño", los dos nos reímos… una de esas risas nerviosas… entonces se acerco y comenzó a besarme, al principio me hice la dura, pero mis ganas de que clavara su cambur en mi concha eran mayores… Pensé que lo haría lentamente y despacio pero NO, me rompió el vestido que cargaba y comenzó a besarme salvajemente, me acostó en la cama y me abrió las piernas Me lo enterró durisisisimo, y grite fuertemente ahhhhhhhhhhhhhhhhh, fue el grito mas salvaje que había podido dar mientras me cojían empezó a dar durisimo y le daba lo mas fuerte que podía. Y yo gritaba su no nombre, pero el no me hacia caso. ...
«12»