1. Violada en mi casa por un agente de migración


    Fecha: 12/10/2018, Categorías: No Consentido, Autor: sexoso27, Fuente: CuentoRelatos

    Hola, mi nombre es María José y el relato que les voy a describir me sucedió hace pocas semanas en las Palmas de Gran Canaria. Antes que nada soy una mujer de 25 años, de nacionalidad colombiana, que se vino a España a buscar un mejor futuro junto con el troglodita de mi esposo. Soy morena, cabello color rojizo, mido 1.58, mi rostro es algo indio pero de rasgos muy delicados y bonitos cintura delgada, tengo buenas piernas y mi mayor atributo es mi cola, bien paradita y de un tamaño que resalta con todo tipo de ropa, mis senos son normales ni grandes ni chicos y mi sonrisa es muy bonita .debido a todo esto mi esposo es una persona completamente celosa y posesiva. Llevaba solo dos meses en isla en condición de inmigrante lo cual ya me tenía aburrida puesto que casi no podía salir y más con lo celoso de mi esposo esta era la excusa perfecta para dejarme encerrada. Vivíamos en casa de mi suegra eso me parecía algo incómodo aunque ella es muy amable, pero la mayoría del tiempo me la pasaba sola en la casa con el hermanito menor de mi esposo. A pesar de no tener mucho contacto con las personas del sitio donde, ya había tenido un primer roce con una vecina que es muy chismosa y aparte es racista, un día estaba yo en el balcón regando unas plantitas y sin querer deje caer unas pocas gotas de agua justo cuando ella iba pasando y me ha dado una insultada terrible a lo cual yo muy amable mente le pedí disculpas a la maldita vieja esa con lo que fue peor porque escucho mi acento y noto ... que era latina. Y dijo: -además de estúpida eres una latina de mierda, hasta indocumentada debes ser te voy a mandar a migración.- a lo cual yo ya enojada respondí con una cocada de agua dejándola toda mojada y me entre y cerré la ventana, no sé si siguió alegando. En la noche comente lo sucedido pero nadie le día mayor importancia. Paso una semana y estábamos en pleno verano recuerdo que era un viernes en la mañana ,hacia sol y como mi esposo se terminaba de ir al trabajo y yo quede sola con juan el niño de la casa decidí ya que no podía ir a la playa subirme para la terraza de la casa a broncearme. Me puse un short blanco muy corto y un topecito también del mismo color, tenía debajo una tanguita tipo hilo dental bajo mi short pero decidí no quítamelo por decencia con el niño el cual no se despegaba de mi. Subí a la terraza tendí la toalla en el piso me aplique bronceador y me dispuse a tomar el sol, llevaba ya tendida unos diez minutos y de repente sonó el timbre de la casa a lo cual yo reaccione y pensé que podría ser mi esposo o mi suegra que habían olvidado algo y se habían devuelto a lo cual le pedí el favor a juan para que bajara y abriera el portón diciéndole que si preguntaban dónde estaba dijera que estaba en la terraza , el chico bajo al instante y yo proseguí tomando un poco más de sol. No iban ni dos minutos cuando a mi espalda escuchó una voz no muy familiar -buen día señorita -yo de inmediato me voltee a mirar y cuál es mi impresión y susto cuando veo un hombre ...
«1234...8»