1. MI PRIMER ORGASMO FUE CON MI PRIMITA 2


    Fecha: 09/01/2019, Categorías: Incesto, Autor: misterchuy1, Fuente: SexoSinTabues

    ¡¡¡ORGANICÉ TODO PARA VOLVER A VERLA, SIN IMAGINAR LO QUE RESULTARÍA!!! ¡¡¡Hola!!! Ya les conté como fue mi primera experiencia sexual, con mi primita a los ocho años, los dos, y que posteriormente se dieron muchos otros encuentros similares, durante los años que fuimos juntos a la escuela, tanto en la escuela primaria, como en la secundaria; aunque sin llegar a la penetración total. Eso sucedió cuando estudiábamos el bachillerato, aunque no lo hacíamos en el mismo plantel, pues ambos se encontraban en rumbos diferentes de la cd. De México, pero que eran similares por pertenecer ambos a la misma “alma mater”. Sucedió, que yo formaba parte de la rondalla de mi escuela, y en una ocasión, con el grupo, fuimos a la escuela donde estudiaba ella, a una convivencia musical; estando en el escenario, la ví discutiendo con uno de sus compañeros, que después supe que era su novio. Sin importarme nada, me bajé del foro y me dirigí hacia ellos, parándome enfrente del tipo y recriminándole por su actitud, y el muy cobarde se retiró de inmediato sin dar explicaciones. Al darse cuenta que era yo quién la defendía, me abrazó con fuerza, y me dio un gran beso en la boca, nadie sabía que éramos primos, y a nadie le sorprendió nuestra actitud; aún el director de la rondalla, aunque al principio se molestó conmigo, después me felicitó por mi actitud, y lo mismo hicieron mis compañeros y compañeras. Tuve un poco de dificultad en recuperar el aplomo, pues ese beso despertó en mí todos los ...
    sentimientos hacia ella, que había escondido muy profundamente en mi corazón y que volvieron a surgir con tan tierna, efusiva y excitante caricia, que le devolví con toda la pasión, también contenida. Me di cuenta que ella también sentía lo mismo, y, sin pensarlo mucho nos metimos en el primer hotel que encontramos. Yo, al mismo tiempo que estudiaba, trabajaba con algunos compañeros de la rondalla, cantando en bares y restaurantes del rumbo, y no me costó trabajo convencer al encargado del hotel ($$$$), que nos dejara entrar, pues ambos éramos menores de edad. Ya en la habitación, le pregunté qué era lo que había ocurrido entre ella y su “novio”, me contestó que en ese momento le hiciera el amor, sin preguntar nada. La volví a tomar en mis brazos y nos volvimos a besar, aunque esta vez con pasión, casi con furia, le quité la ropa muy lentamente, besando y mordiendo suavemente cada parte de piel que quedaba al desnudo, mientras ella hacía lo mismo conmigo, sintiendo ambos crecer la excitación hasta perder totalmente la conciencia de lo que éramos, solo recordando lo que habíamos experimentado juntos desde niños. Al tenerla totalmente desnuda, me acosté sobre la cama, y le dije que pusiera su coñito en mi boca, mientras ella, con su linda boquita, tomaba mi verga con ella, haciendo un delicioso “69”. Yo saboreaba sus jugos vaginales con gran placer, sintiendo como ella se estremecía, a cada instante de esa mamada, mientras que ella lamía mi tolete desde la base hasta la cabeza y luego ...
«123»