1. 12 horas de hace 35 años


    Fecha: 11/01/2019, Categorías: Confesiones, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    nosotros. La verdadera historia empieza el miércoles 1 de Agosto. Habíamos recorrido ya más de media isla y teníamos emplazada la "base" operativa cerca de Sant Antoni desde la tarde anterior. Acababa de hacerse de día y la luz del sol sobre mi tienda me hizo despertar. Mis amigos estaban "desaparecidos", lo cual era buena señal teniendo en cuenta los motivos básicos del viaje. En cambio yo, aquella noche pasada no tuve "suerte" a pesar de haber casi cerrado "Ku", la disco de moda. Total que decidí hacer turismo yo solo y cruzar media isla en mi Vespa para hacer realidad algo que aún no había hecho nunca y que era tomar el sol y bañarme completamente desnudo en una playa nudista. En el año 1.979 eran casi tabú, al menos para mi, pero Ibiza... ¡era Ibiza! Después de comer un bocata por el camino aparecí en la solitaria playa de Ses Salines a primera hora de la tarde y bajo un sol de justicia. Serían casi las 14’00 horas. Me encontraba ante una playa grande, bastante larga, con una arena muy blanca. Con solo verla, ¡la primera decepción! Había imaginado que una playa nudista en Ibiza estaría a esa hora medianamente abarrotada, y en los más o menos 200 metros de playa tan solo se veían una decena escasa de cuerpos al sol. En fin, yo lo que quería era despelotarme libremente un buen rato, así que empecé a caminar hacia la orilla. Nada más llegar a ella tuve la segunda decepción, más grande que la anterior. Fue al descubrir que la escasa decena de personas que había por allí (la ...
    mayoría de dos en dos) eran todos del género masculino. Era una playa nudista, sí. Pero era una playa nudista-gay. ¡Y con el sol que caía!. Me hice a la idea rápidamente. Posibilidad de ligue: ninguna. Opciones: Solo dos, irme o tomar el sol en bolas. Y como que venía principalmente a eso, pues me encaminé hacia el final de la playa, al lugar más tranquilo y solitario y allí tendí mi toalla. Mis vecinos más próximos estaban a unos 50 metros. Me desnudé y me di mi primer baño desnudo a plena luz del día en una playa. La sensación era formidable, de absoluta libertad. Algo distinto. El sol que caía a mi espalda, el bocadillo de la comida, la tranquilidad del lugar y sobretodo lo poco que dormí la noche anterior, me hizo sentir tan relajado que creo que me adormecí o que me dormí del todo en mi toalla. Desperté sobresaltado al sentir una mano en mi hombro y una voz masculina muy cerca de mi oreja que dijo:"Si no proteges tu culo del sol, se te va a quemar".Me incorporé sobre mis codos y allí ante mí y en cuclillas vi a un hombre mayor, muy bronceado, de unos 50 años. Su pelo era canoso y brillaba al sol. Me sonreía de un modo que me tranquilizó al instante. Inspiraba confianza. Me resultó atractivo. Muy normal. Quiero decir que no parecía gay ni nada por el estilo. Mientras le miraba, me di cuenta que él también se encontraba desnudo. Seguía en cuclillas con su mano apoyada levemente en mi hombro. Entre sus piernas, una polla inmensamente flácida, colgaba sobre sus huevos a menos ...
«1234...15»