1. Anita y los nuevos vecinos


    Fecha: 10/02/2019, Categorías: Anal Sexo con Maduras Sexo en Grupo Autor: Anitaslut44, Fuente: xHamster

    Anita y los nuevos vecinosCuando vivíamos en Villa Urquiza, el departamento frente al nuestro estuvo deshabitado por un buen tiempo. Una mañana que regresaba de hacer compras, vi subir a un joven con varias cajas. Llevaba el torso desnudo y estaba sudoroso; me saludó educadamente y entonces supe que teníamos nuevos vecinos. Más tarde conocí a su amigo con el cual compartía el departamento; otro tipo joven y bastante apuesto…Al día siguiente me encontré a ambos en el hall de entrada y se presentaron como Fernando y Lucas. Entramos los tres en el ascensor, bastante estrecho por cierto y pude notar que los dos me acariciaban el culo, haciéndose los disimulados y aprovechando el poco espacio que quedaba libre entre nosotros. Eso me calentó notablemente y supe que cuando quisiera, podría hacerme coger por estos chicos…Según pasaron los días nos fuimos encontrando varias veces. Era verano y yo estaba sola en casa, ya que Víctor ese año no tendría vacaciones y estaba fuera de la ciudad por negocios. Me gustaba mucho pasar el tiempo en la terraza tomando el sol.Una tarde los encontré a ambos también sentados en la terraza, fumando y tocando la guitarra más que tomando sol. Los saludé alegremente y me tendí sobre una toalla boca abajo, a disfrutar el calor de los rayos del sol. Miré de reojo y vi que los amigos rasgueaban la guitarra sin despegar sus ojos de mi cola, casi totalmente al aire, ya que me había puesto una diminuta tanga que casi era un hilo dental, por lo tanto, estaba ...
     casi desnuda.No quería marcas de bronceado en la piel; así que levanté la vista y les pregunté si no les m*****aba que me quitara la parte de arriba de mi tanga. Naturalmente tartamudearon al mismo tiempo, diciendo que por ellos no había problema… Un rato después, ya sin preguntarles nada, me incorporé y me quité también la pequeña tanga, porque en definitiva, tampoco me cubría nada.Me volteé hacia arriba y separé un poco mis muslos, regalándoles a los vecinos con una privilegiada vista de mi pubis depilado y mis labios vaginales bien rosados, abiertos y algo humedecidos…No dijeron nada pero pude comprobar a través de mis gafas de sol que ninguno de los dos me quitaban ojo de mis tetas y mi conchita depilada. Yo estaba caliente que no lo pensé y le dije a Lucas:"Por favor, me pasarías crema en la espalda?. Mientras sonreía y giraba para ponerme boca abajo.Naturalmente Lucas se levantó de un salto y buscó donde apoyar su guitarra, pero entonces Fernando le ganó de mano y se estiró para tomar el tubo de crema bronceadora. Pude ver que le dedicaba una sonrisa triunfal a su amigo…Fernando se arrodilló a mi lado y echó una buena cantidad de crema en su mano, comenzando luego a restregarme la espalda. Poco a poco fue bajando por mi cuerpo en silencio y sin preguntarme nada, viendo que yo no ponía ningún inconveniente llegó hasta mis nalgas.Dejé escapar un leve suspiro de sorpresa, cuando noté que sus dedos llenos de crema se deslizaban entre mis labios vaginales, abriéndolos hasta ...
«123»