1. Soy la puta de mi ahijado (VI)


    Fecha: 12/03/2019, Categorías: Incesto Sexo con Maduras Autor: amadecasamari, Fuente: CuentoRelatos

    Por la mañana cuando se marchó mi marido yo estaba muy nerviosa pensando en lo que se me avecinaba y a eso de las 8,30 de la mañana sonó el teléfono, era Raúl el cual me dice: “Maribel, recuerda que te dije ayer que me gustaría que hoy follaras con mis amigos. He hablado con ellos, madrina, y están como locos por conocerte personalmente, dado que ya te han visto por los videos que les he enseñado. Bueno algunos de ellos me han ayudado a grabarlos, pues cuando yo estoy contigo , bien Juan o bien Nacho manejan los zoom y los movimientos de las cámaras desde sus ordenadores , por tanto te han visto tanto follar conmigo como desnuda cuando te cambias o te duchas e incluso hacerlo también con tú marido.” Yo entonces le corto y le digo: Estás loco Raúl, como has hecho eso, y más sin mi consentimiento, como has dejado que tus amigos me vean desnuda y peor aun haciendo el amor contigo y con mi marido. Por Dios que vergüenza, no sé si voy a ser capaz de presentarme delante de ellos, que vergüenza por favor, no los traigas por favor, no me hagas pasar estos apuros.” El aumentando el tono de su voz a través del teléfono, me corta mis suplicas diciéndome: “Cállate! Les he dicho que si tanto les gustas y quieren follarte que no tienen más que decírmelo, y que tú en cuanto yo te lo diga lo harás encantada” Yo le digo: “¡Pero Raúl!, ¿te has vuelto loco?, ¡eso es casi como si me prostituyeras!” Él me dice: “Exacto, madrina, porque eso es lo que hacen las putas, y tú eres una puta, mi puta, ...
     y harás todo lo que yo te diga, pues eso acordamos ayer, por tanto eso es lo que quiero que hagas ¿me entiendes?“ Yo ya con mi voz más baja y con suplica, intento convencerlo por última vez diciéndole: “¡No lo hagas, por favor, te lo suplico!“ Y él me contesta: “Ya mi putita es demasiado tarde, pues en cuanto les dije que si querían podrían follarte, todos dijeron que sí y que cuando. Y yo les conteste que pronto. Entonces al decírtelo ayer y acceder a mis deseos (de ser mi puta para todos y de hacerme caso y complacerme en todo), cuando salí de aquí llame a los tres y los he citado en la esquina de tú calle para dentro de una hora y media, así que vete preparando para alrededor de las 10 o 10,30 que estaremos ahí, y te vamos a follar entre los cuatro”. Yo me auto convencí de que le había dado mi palabra y habíamos sellado el trato, pero no pensé que me ofreciera a otros hombres tan pronto y lo hizo ayer al salir de mi casa. Me ofreció a sus amigos adolescentes para que me follaran y abusaran de mí a su antojo. Entonces al pensar en ello me comenzó a entrar un calor por dentro, era una mezcla de excitación y lujuria. Mi ahijado, mi amante, había decidido convertirme en su puta con todas las consecuencias, y el siguiente paso lógico era ofrecerme a otros hombres, en este caso a sus amigos. La verdad es que me asustaba un poco el estar a la vez con cuatro hombres y ser poseída por ellos, pues nunca había estado con más de un hombre y encima esos hombres habían sido mi marido y ...
«1234...23»