1. El día que todo comenzó con mamá (Parte I)


    Fecha: 13/03/2019, Categorías: Incesto Autor: romancarisedi, Fuente: CuentoRelatos

    Ese día me había despertado temprano. Bajé al baño del primer piso en bóxer, oriné, lavé mis manos, me miré al espejo y suspiré. - ¡Si va a ser, que sea! – pensé, y me dirigí a la habitación de mis padres. Allá estaba mamá acostada, despierta, sola, tapada con una frazada blanca. - ¿Puedo acostarme a tu lado? -dije. - Sí, ven, aunque ya estoy por levantarme -dijo. Mientras estaba acostado al lado de ella, me di la vuelta, dándole la espalda y me quedé pensando - Le digo, no le digo. No sé qué hacer… - hasta que me armé de coraje y empecé a hablar. - Sabes, mamá. Hay algo que siempre he querido contarte, pero no me atrevo a decirlo porque no sé cómo reaccionarás… Ella rio. - Vamos, dímelo. Si no me lo dices no podré saber cómo voy a reaccionar… - No sé si quiero hacer esto en realidad -dije. Pero creo que es necesario. Digo, eres mi madre y estamos en confianza. O sea, confío en que si te cuento esto será un secreto entre nosotros. No puedes traicionar mi confianza… - Cuéntame. No se lo voy a decir a nadie - Tú sabes que yo te quiero mucho, ¿verdad? - A veces pienso que no me quieres -dijo ella. - ¿Por qué piensas eso? No… Estás muy equivocada. Te quiero, te amo, te adoro… quizás demasiado. Y eso me asusta un poco. - ¿Cómo así? -preguntó - Bueno, me aseguraste que puedo confiar en ti y lo voy a hacer. Después de esto no hay vuelta atrás. - Dime, qué pasa. - A veces en Buenos Aires… cuando estoy allá… yo te extraño mucho… - Yo también te extraño cuando no estás acá, mi bebé… ...
     - No me digas mi bebé… digo, ya no soy tu bebé. Creo que ya estoy grande. - Bueno, cómo quieres que te diga entonces… - Mi hombre -dije yo. - Mi hombre, te quiero mucho. Te extraño… - Como te contaba. A veces cuando estoy allá en Buenos Aires te extraño mucho… y a veces me masturbo pensando en ti. Sé que no está bien, pero lo hago. ¿Y sabes qué es lo peor de todo? Que lo disfruto… me encanta tocarme pensando en ti, especialmente cuando tomo cocaína. Me calienta de sobremanera. Leo relatos, busco videos de hijos haciéndolo con sus madres... aunque no sé si son reales. Y pienso en situaciones… si no fueras mi madre, te juro que estaría enamorado de ti y haría todo lo posible por tenerte a mi lado y demostrarte lo mucho que te amo… - pero hijo… eso no está bien - Yo sé mamá. No está bien, pero no quiero dejar de hacerlo porque me excita demasiado… digo, es cuestión de poder. Creo que en todas las relaciones entre personas hay una cuestión de poder. Y tú que eres la única mujer en mi vida… bueno, tiene lógica. Para mi tiene lógica. La única chica que me importa está lejos y no me da pelota, no la veo y no me quiere en su vida. Entonces cuando me voy a masturbar pienso en ti. Te imagino desnuda en esta cama… No sé. Ya que estoy siendo sincero, te confieso que a veces cuando no estás acá, vengo, abro tus cajones, reviso tu ropa interior… la huelo, me masturbo con ella, acabo sobre ella… la lavo, y después la dejo ahí… como si nada hubiera pasado… Me miró, pareció sorprenderse y se ...
«1234»