1. Mi primera vez por el culo con un hombre


    Fecha: 07/04/2019, Categorías: Bisexuales Autor: antony75, Fuente: CuentoRelatos

    No soy muy bueno relatando mi historia, pero quiero plasmar un poco de mi vida bisexual que he llevado, he estado con muchos hombres y mujeres, pero solo les contare de cómo fue mi primera vez que perdí mi virginidad anal, recuerdo ese día siempre, una tarde regresaba de la preparatoria, y tenía unas ganas inmensas de coger... Desde hacía tiempo, había tenido las intenciones de estar con un hombre mayor, y ese día llego, en frente de mi casa vivía, un amigo, la cual me atraía su forma de ser, y como era, yo me llevaba muy bien con francisco, él era una persona mayor, platicábamos cosas sobre el sexo, me enseñaba películas, y jugaba con mi ano, mas nuca me la metía ya que yo tenía cierto temor, resulta que ese día en especial, yo tenía muchas ganas de coger con alguien, y fui a ver a mi amigo a su casa, en ese momento no se encontraba su mama ya ella trabajaba y a pesar de ser gente adulta vivía con su mama que era su único familiar que tenía, yo en aquel entonces tenía unos 18 años, ese día entre a su casa y le mencione que tenía ganas de ver una película porno, el accedió, y me la puso, estando yo en su cama viendo la peli, el comenzó acariciar mi pierna y yo en ese momento sentía un escalofrió que recorría todo mi cuerpo y poco a poco mi culo, me palpitaba, como deseoso de un encuentro, la cual ¡estaba sucediendo! Era excitante sentir una mano ajena que recorría mi pierna y mi espalda, al estar yo viendo la peli, me dieron ganas de ir al baño y le solicite que me prestara ...
     su baño, me dijo con toda confianza puedes pasar, posteriormente ya al haber terminado de realizar mis necesidades fisiológicas, él se acerca a la puerta del baño y me dice, ¿puedo pasar? Es que tengo ganas de pasar al baño, yo le dije si pásale, al entrar y parase enfrente de la taza del baño para orinar saca de su pantalón tremenda verga, la más hermosa verga, que miraban mis ojos en esos momentos, sin mentirles, esa cosa tenia aproximadamente 22 cm era fenomenal, estando en el lavabo del baño parado lavándome las manos, y mirando de reojo aquella verga, tan exquisita y tan enorme, la cual yo quería tener entre mis nalgas en ese momento, el dándose cuenta que lo miraba me dice mostrándome su enorme instrumento, quieres probarla, a lo que yo le replique, está muy grande y me va a doler muchísimo, pero en mi interior quería tener aquella verga dentro de mí, yo seguía en el lavabo del baño, parado viendo al espejo, él se paró detrás de mí y hablándome al oído me volvió a decir, y a repetir estas seguro, pero al decir eso, ya su verga jugueteaba sobre mis nalgas, me comenzó a restregar su enorme trozo de carne dándonos una serie de besos y caricias y poco a poco fui cediendo, al grado de que cuando me di cuenta él ya me había aflojado el cinturón de mi pantalón, y él ya se había quitado su pantalón y su bóxer que traía puesto y ya estaba en pelotas, yo estaba en calzones parado sobre el lavabo frente al espejo con los pantalones abajo, y con el corazón a punto de explotar, poco ...
«123»