1. Mi primera vez por el culo con un hombre


    Fecha: 07/04/2019, Categorías: Bisexuales Autor: antony75, Fuente: CuentoRelatos

    a poco fue bajándome los calzones hasta que ya estaban en el suelo. El me restregaba su verga, que cada vez se ponía más dura, y mis nalgas vibraban de placer en ese momento, mi verga estaba tan erecta que cualquier roce me haría explotar, en ese momento de excitación tan extrema, me dijo espérame, no te muevas de aquí, por un segundo respire, cuando se quitó detrás de mí, fue y nuevamente entro al baño, y me dice al oído, ábrete las nalgas que quiero mamarte el culo, yo obediente accedí, y le di el gusto, al verme con el culo expuesto se agacho, y comenzó a lamber mi culo con firmeza, metiendo su lengua en mi ano hasta dentro, fue una sensación tan placentera, que en ese momento me transportaba al universo mismo, estando con su lengua en mi orificio, y mi verga a punto de explotar, miraba yo entre reojo a aquel atroz de carne que cada vez se ponía mas erecto, poco a poco se fue levantando, me muy quedo al oído me dijo, ¿quieres que te la meta? Yo con la voz entre cortada, le dije que sí, me dice ábrete las nalgas, yo me las abrí, y sentí como me colocaba el lubricante en mi ano y me metía dos dedos para dilatar mi orificio, cuando sentí su punta en mi culo abriéndose paso, fue el dolor más intenso que sentí en ese momento, que me agarre con fuerza del lavabo apreté los ojos, y mis nalgas se tensaron apretando aquel trozo de carne que empujaba para adentro, le dije que parara que me estaba doliendo muchísimo, él me dijo suavemente se te va a pasar, no la tienes toda, adentro ...
     porque apretaste tu culito y está muy apretadito y se tiene que dilatar todavía, ven camina para acá conmigo me dijo y se sentó en la taza de baño, no soltándome de las caderas con la cabeza de aquella verga en mi culo que se quería abrir paso y yo no le permitía entrar ya que apretaba con gran fuerza aquella verga tan enorme y me hizo que me sentara encima de él, fue cuando aquellos 22 cm de pene entraron en todo mi ano y eso me hizo estremecer de dolor, yo en ese momento me quería levantar de golpe, pero él me agarro con sus brazos fuertes y me dijo se te va a pasar el dolor poco a poco tranquilo no te muevas mucho. Posteriormente me comenzó a bombear poco a poco, metiéndome aquella verga tan enorme que me llegaba hasta el hueso, yo sentía que mi culo no aguantaba más y quería cagarme de dolor en ese momento y que me la sacara, me levanta de la taza del baño, salgo con los pantalones abajo, y con la verga dentro de mí, me lleva hasta la cama de su cuarto y ya en aquella cama, me quito los zapatos, el pantalón, y los calzones con una agilidad sin destrabarse de mi ano, me coloco de a perrito a la orilla de la cama y comenzó a meter y sacar aquella verga de 22 cm, yo sentía que sus huevos pegaban con mis nalgas, y él me decía estando en esa posición, que hermoso culo tienes y que rico aprietas, fue un momento que me tuvo a cuatro patas metiéndome esa enorme verga, y al sacármela mire aquel trozo de carne enrojecido, y con señas de sangre en sus paredes, me da la vuelta y me ...