1. Por causa de la recesión


    Fecha: 11/06/2019, Categorías: Infidelidad Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Aunque no lo crea, en USA hay una recesión, cosa que yo soy uno de lo más afectados. Pues no tenía trabajo en lo que respecta a mi carrera, lo que me ha llevado a estar en una delicadísima situación económica, tanto así que no tenía ni para pagar el arriendo del departamento. Ante esta situación, tuve que buscar trabajo en lo que sea. Luego de buscar por varios días, encontré un trabajo de chofer de un tipo adinerado, y tenía la opción de vivir en la casa, lo cual implicaba más horas de trabajo. Como no estoy acostumbrado a realizar este tipo de trabajo, ya que solamente había trabajado como ejecutivo financiero, tuve que comerme mi falso orgullo, y aceptar ese trabajo sin imaginarme siquiera lo que me iba a ocurrir. Me presente temprano el día que fui citado para comenzar, y me dieron todas las indicaciones de mi cargo. Yo iba a ser el chofer particular del dueño de la Cia. Por la noche lo llevé a su casa y me presentó a su mujer. Y vaya mi sorpresa al ver a esa muñeca delante de mí. Ella era todo lo contrario del viejo, ella era de unos 35 años y con una figura de película. Era bella, tenía una cara preciosa, digna de una reina, y un cuerpo que hacia suspirar a quien la veía. Sus tetas paradita y medianas, un culo de maravillas y una piernas torneadas y provocativas. El jefe, me preguntó que qué había decidido acerca de la vivienda, a lo que le respondí que iba a buscar mi ropa y que volvería enseguida. Pues después de ver semejantes belleza, no quería otra cosa que estar ...
     cerca de ella para poderla admirar. Efectivamente, regresé lo más pronto que me fue posible, y al llegar me presente, inquiriendo por el dormitorio donde instalarme. Mi cuarto quedaba afuera en la parte posterior de la casa, cerca de un estudio y la piscina, a donde me guió la empleada doméstica, que entre paréntesis, estaba casi tan buena como la patrona. Al día siguiente me levanté temprano y estaba listo para comenzar a trabajar, cuando la doméstica llamada Diana, me fue a buscar para desayunar y para hablar con el jefe. Me dijo que lo llevará a la oficina y que volviera a buscar a su esposa (Lory), y que permaneciera con ella todo el día. Regresé de dejar al jefe, y al volver avisé a Diana que estaba listo para la señora. Cuando ella apareció como una visión celestial. Vestía un vestido con una falda suelta blanca mas arriba de las rodillas. Lucía preciosa, y divina. Me dijo que nos vayamos, a lo que me apresuré en abrirle la puerta, lo cual me agradeció. Durante el trayecto me preguntaba acerca de mí, ya que no tenía facha de chofer. Nuestra conversación fue agradable durante todo el día, y me agradeció que fuera educado, ya que podría conversar conmigo. Llegamos a una casa en la playa y le abrí la puerta para que saliera. Había dado unos tres pasos cuando un fuerte viento arreció y la falda de su vestido se levantó hasta la misma altura de su cabeza, dejándome ver su delicioso culo el cual estaba en una tanga minúscula. Ella reaccionó, pero ya había sido demasiado tarde, ...
«1234»