1. El gordo y el campo.


    Fecha: 28/11/2019, Categorías: Primera Vez Tus Relatos Autor: Pedro, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Vivía y vivo actualmente en el campo, centro de la provincia de Buenos Aires, precisamente en el medio del campo, mi padre dueño de una pequeña chacra, vivíamos los dos sólo puesto que mi madre había muerto cuando yo tenía 6 años. Lo que se hacía en la chacra lo hacíamos los dos solos, necesitamos ningún peón. Yo ya tenía 18 años y me mataba a pajazos, las pocas veces que fui al pueblo a querer tener relaciones con una mujer que trabajaba de eso (una puta), mis experiencias eran malísimas, iba re caliente y cuando me tocaba poner la se me bajaba  por completo, entonces la señora en cuestión me la chupaba y me hace acabar de esa manera. Era un castigo siempre me pasaba lo mismo, ingresar a fantasías cuando me masturbaba en algún momento pensé que capaz tendría que probar con un hombre, pero dónde? Con quién? Cuándo? Eran las preguntas que siempre rondando en mi cabeza. Parece que el destino se fue confabulando para que algo de esto sucediera, mi padre tuvo un accidente con un caballo quedando con la cadera y las piernas quebradas, durante mucho tiempo en cama, insistió que consiguiera un peón porque sólo me estaba matando con todo el trabajo. Un día viene un amigo de mi padre y le recomienda el gordo Luis, era un muchacho que trabajaba en otro campo qué bien podría trabajar con nosotros. Un día se presentó habló con mi padre en su habitación, y mi padre le dio el galpón del fondo para que viviera, este galpón tenía lo básico que se necesita para vivir baño cocina y una ...
     cama para dormir. El gordo Luis era un muchacho de 25 años un metro 70 bastante panzón, bastante morocho de pelo largo ruliento, yo lo conocía de vista pero pegamos onda enseguida. El gordo Luis era muy rápido para trabajar, pero también le gustaba comer y mucho, yo le hacía todo a mi padre la comida lo bañaba afeitaba y también le ayudaba a hacer sus necesidades, el por varios meses iba a estar en cama. El trabajo con Luis pronto lo íbamos a llevar bárbaro, Luis no tenía familia ,por lo menos no cerca, entonces siempre estábamos juntos. Charlábamos mucho, hasta que empezamos a hablar de sexo, no le conté el problema que tenía con las mujeres, menos le iba a contar la fantasía que tenía con los hombres. El gordo Luis no era lindo, no me gustaba, tampoco me gustaban los hombres, pero había algo en él que me cautivaba no sé que. Mientras charlábamos se me empezó a fijar la idea ver cómo sería tener algo con Luis, y alguna que otra paja acabé pensando en que el gordo era mi hombre. Cada día a la mañana cuando nos encontrábamos nuestros saludos eran cada vez más cariñosos, siempre con un beso y un abrazo, y a mí me encantaba y al parecer a él no le disgustaba. La confianza y va creciendo más y más entre ambos, bromeamos mucho, los toqueteos eran frecuentes siempre en tren de broma, él me tocaba el culo a mí o yo a él. por su gordura como tenía las tetas grandes también se las tocaba y decía que tetas tenés!!! Igualmente lo mío no era broma siempre estaba re caliente, trataba de ...
«1234»