1. Le fui infiel a mi novio con mi mejor amiga


    Fecha: 11/11/2021, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: AdictaATuLeche, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Hola, me llamó Lili. Este es mi primer relato, perdón por los errores y espero les guste.
    
    Quiero contarles cómo termine comiéndole el coño a mi mejor amiga Mary.
    Comenzaré describiendo a Mary, es bajita de estatura para tener 17 años; su piel es blanca como la nieve; tiene un culo enorme, redondo y firme; sus tetas, aunque no muy grandes son de pezones y aureolas rosas; su cabello pelirrojo rizado; sus ojos color miel; sus labios carnosos y rosas. Es simplemente hermosa.
    Yo, por el contrario. Soy pelinegra; de cabello liso hasta la mitad de la espalda; mi piel es un poco más oscura; mis ojos verdes brillantes; con tetas grandes y de pezones pequeños color marrón; mi culo es promedio.
    
    Todo comenzó un día antes de que mi novio se fuera de viaje a ver a su familia, sabia que no lo vería por mucho tiempo, así que decidí prepararle una sorpresa. Le pedí ayuda a Mary para que me aconsejara sobre que juguetes compran, pues quería que la despedida fuera entre mi novio y yo. 
    Fuimos a un SexShop al otro lado de la ciudad. Y nos dirigimos a ver los dildos y los anillos constrictores de pene.
    Luego de un rato me fijé en un dildo vibrador en forma de pene rosa, media 22 centímetros y traía un arnés. En la caja del juguete, salían dos chicas follando y he de decir que me puso muy cachonda pues yo siempre le he tenido ganas a Mary (que antes de que tuviéramos novios me enviaba fotos desnuda para calentarme).
    
    —Lili? -dice Mary en mi oído 
    
    —S-si?
    
    —Estas viendo mucho ...
     ese juguete... —dice suavemente rozando mi lóbulo con la punta de su lengua
    
    —Es que me gusta
    
    —Quieres que lo compremos? —me muerde el lóbulo con suavidad
    
    Ok... No era correcto. O sea, es mi mejor amiga... Pero soy una puta, me encanta sentirme caliente y quien mejor que mi mejor amiga para volverme su puta?
    
    Compramos el juguete y nos fuimos directamente a su apartamento, ya que vivía sola, no seríamos interrumpidas.
    
    Al abrir la puerta de su apartamento, me lancé a comerle la boca, lamí sus labios con la punta de mi lengua y los rozaba con los míos mientras mi mano se colaba por su falda.
    
    —Lili... —decía jadeando.
    
    El solo oír mi nombre de esa forma me hizo terminar de perder el control y la bese metiendo mi lengua en su boca, mordiendo sus labios. Duramos unos minutos así, besándonos como hace mucho quisimos. 
    Dejé de besarla para respirar y observé su cara, la cual era de perra total, sus ojos brillantes y sus labios rojos, inflamados y con un poco de mi saliva...
    
    La lleve a su cuarto, la tire sobre la cama y me quite mi ropa quedando desnuda... No podía aguantar más.
    No quería.
    
    Mary me veía comiendome con la mirada. Me acerqué a ella en la cama y le baje las bragas dejando a la vista su coñito, depilado, rosadito y muy empapado. El cuarto se inundó con el olor a nuestros coños... 
    
    Le abrí las piernas y me puse entre ellas. Le di una suave lamida a todo el coño con lo que Mary respondió con un suave gemido.
    
    Lamí sus labios, los chupe. Lamí ...
«12»